Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

“PUERTA 57”: COMER (MUY BIEN) EN EL MADRILEÑO SANTIAGO BERNABÉU

20 Ago 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Eventos, Gastronomía, Restaurantes, Viajes

Comedor principal del restaurante “Puerta 57”

El verano es una buena época para viajar, especialmente para los que tienen hijos… o sobrinos (como es mi caso).

A aquellos que guste el fútbol o no, sea del Real Madrid o de otro equipo, les sugiero una visita a este mítico estadio madrileño con un aliciente más: el de comer bien, dentro de él.

Vista del Santiago Bernabéu desde lo alto de la tribuna. (Foto: E. B.)

Se trata de una experiencia muy agradable, ya que desde el mismo momento que se entra y se sube por unas escaleras mecánicas (hasta hace poco había que subir rampas y peldaños) hasta lo más alto del campo, se sigue posteriormente la visita en la que se puede ver en unas muy bien montadas instalaciones la historia del equipo, la sala de trofeos (entre los que destacan las 13 Champions) y terminar pasando por los vestuarios, el césped, los banquillos, incluso la sala de prensa para terminar (cómo no) en la tienda, donde comprar todo tipo de recuerdos del Real Madrid.

Pasillo previo a la sala de trofeos. (Foto: E. B.)

Pero como les anticipaba, aquí no acaba la historia; justo al lado de dicha tienda se puede entrar en uno de los mejores restaurantes madrileños: “Puerta 57”. Pertenece al grupo La Máquina. Tras pasar por una agradable terraza, se entra en el bar que posee una barra monumental donde tapear de raciones o pinchos como croquetas de jamón, ensaladilla rusa, huevos rotos con jamón ibérico, o con chanquetes, albondiguitas guisadas y una buena tortilla de patatas y desde allí entrar a un comedor con vistas al césped donde juega el Real Madrid y una buena carta.

Las 13 Copas de Europa. (Foto: E. B.)

El comedor está decorado con profusión a base de mármoles y maderas nobles, y apliques y lámparas firmados por la Real Fábrica de Cristales de La Granja en Segovia. En esta zona la carta ofrece platos de siempre, como unos buenos arroces (nosotros tomamos el clásico “a banda”, pescados a la parrilla y excelsos cortes de carne, como la txuleta o el entrecot fileteado. Tampoco puede faltar el marisco como unas navajas a la plancha, cigalas de tamaño XXL, gambas o las espectaculares coquinas. El steak tartar como todas las piezas de carne que sirven en el restaurante es otro de los platos que recomiendo.

Arroz “a banda”, difícil de superar por su exquisitez. (Foto: E. B.)

Como siempre hay algún “pero”… se trata del  factor económico. Al coste del viaje, hay que sumar, la entrada a la visita (25 Euros) y la “cuenta” del Puerta 58, que puede rondar los 50 / 60 Euros por persona… si no se excede en según qué platos (como por ejemplo los mariscos).

Helado de turrón. Elaboración propia del Grupo La Máquina. 

(Foto: E. B.)

Si se va con niños, un buen arroz precedido por un plato jamón de Jabugo, culminado el almuerzo con un helado o fixuelos asturianos es una de las mejores opciones.

Fixuelos asturianos rellenos de crema, similares a las filloas gallegas (que en Madrid elaboran magníficamente en el restaurante O´Pazo). (Foto: E. B.)

Texto y fotos: Eduardo Bueso (ambos copyright).

Curiosa (e histórica foto) de los vestuarios, en los que falta el lugar destinado a Ronaldo. (Foto: E. B.)

LA OPINIÓN DE LOS VIAJEROS (GASTRONÓMICOS)

11 Ago 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Gastronomía, Viajes, Vinos

Imagen realizada desde una habitación del Hôtel du Palais (Biarrtiz). Foto: E. B. 

Desde San Sebastián

Por Mikel Corcuera

Premio Nacional de Gastronomía

Los vascos, hoy nos creemos (a veces), el ombligo del mundo gastronómico. Pero no siempre fue así. Porque hasta bien entrado el siglo XIX no han sido muy generosos con nuestra tierra vasca en sus aspectos alimenticios y culinarios, los viajeros procedentes de Europa que ocasionalmente nos visitaron. Y es que, nuestra cocina de siglos pasados fue realmente pobre, de pura subsistencia. Hasta la llegada del ferrocarril (del maquinismo y de la revolución industrial), no pusimos nuestros relojes en hora europea.

Así el peregrino Aymeric Picaud en el “Codex Calixtinus” del año 1148, a su paso por Bayona lanza estos “piropos”… “Este país habla un lenguaje bárbaro, es selvoso, montañoso, carece de pan, vino y demás elementos materiales… pero está provisto de manzanos, garbanzos y leche”. 

Mucho más tarde son positivas las palabras de otro viajero gastrónomo, el gran escritor Alejandro Dumas que recuerda su paso por Tolosa (por entonces capital de Guipúzcoa), el 6 de Octubre de 1846, con estas palabras: “Aquella misma noche tomaron una diligencia y al amanecer llegaron a Tolosa… al llegar, el postillón paró y les dijo que bajasen a desayunar. Entramos en una especie de posada donde tomamos chocolate, que era excelente, y se acompañó junto a cinco vasos de agua con una especie de panecillos blancos, que nos eran desconocidos, que se disolvían en el agua y la hacían mas dulce y perfumada”.

Dumas se refería en este caso al refresco vasco por excelencia del siglo XIX y comienzos del XX: los bolados de azúcar. Muy similares a los azucarillos madrileños, aquellos que pregonaban los vendedores ambulantes, ya que se vendían en los puestos callejeros de los aguadores, llamados aguaduchos, donde se anunciaban al grito de: “Agua, azucarillos y aguardiente”. Como la popular  zarzuela homónima de Federico Chueca,  estrenada en el teatro Apolo de Madrid el 23 de junio de 1897. Vamos, ayer…

Texto: Mikel Corcuera. Fotos: Eduardo Bueso. Texto y fotos: copyright.

Imagen tomada al atardecer de una escultura en homenaje a los pescadores vascos. Foto: E. B. 

ÉXITO DEL XIX FESTIVAL VINO SOMONTANO

07 Ago 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Eventos, Gastronomía, Vinos

El Festival Vino Somontano ha cerrado su decimonovena edición manteniendo su valor como evento enogastronómico y enoturístico del país con la Muestra Gastronómica como principal estrella de su programa. Durante las cuatro noches del certamen se han servido 71.400 vinos y otras tantas tapas preparadas por los veintitrés establecimientos participantes este año. 

En el marco de la Muestra precisamente se ha desarrollado el Concurso de Tapas en el que el tercer y último premio se ha hecho público el día de clausura al ser el premio a la “tapa más popular” tras contabilizar las papeletas de votación recogidas durante los días que se ha celebrado el Festival. El “lingote de manitas con salsa de trufas y pan de cristal” del restaurante Tres Caminos, de El Grado ha sido el ganador. En las cinco ediciones que tiene el concurso, siempre ha sido este establecimiento el que ha vencido en esta categoría. Javier Puyal, responsable y chef del restaurante, recogía el diploma en la sede del Consejo Regulador.

Completando el Festival, los espectáculos de primer nivel que están de gira en los principales teatros de Madrid y Barcelona, han contado con la asistencia de 1.200 personas que han disfrutado de “The Primitals” de Producciones Yllana, “Peter Pan, el musical, el tributo a Michael Jackson “Michael’s Legacy” y el “Conjuro” del mago Yunke.

La Presidenta de la Denominación de Origen Somontano destacó que este año “podemos sentirnos orgullosos tanto por la organización y montaje como por el desarrollo y los datos finales que corroboran que el Festival Vino Somontano ha adquirido un alto nivel de profesionalidad y un alto nivel de asistencia y que sigue consolidado como una de las grandes citas enoturísticas de España gracias a esos niveles máximos de profesionalidad y de repetición de viajeros que vuelven a Somontano con motivo del Festival mientras, a la vez, llegan nuevos enoturitas”.

Fotos: Borja Mariñosa

LA VENTA DEL SOTÓN (HUESCA) SE PROYECTA HACIA LA VANGUARDIA

05 Ago 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Restaurantes

Restaurante Venta del Sotón (Esquedas, Huesca)

La Venta del Sotón (Esquedas, Huesca) abre una nueva etapa en su prolífica trayectoria gastronómica con un equipo de cocina renovado y de vanguardia, un servicio que hace sentir al cliente único y un estímulo artístico que guía a los comensales a la más profunda emoción: el Espacio N con la firma del prestigioso artista Julio Luzán.

A lo largo de este medio siglo, El Sotón ha sido tradición y vanguardia, los sabores y los aromas de antaño con las tendencias y las tecnologías de hogaño, la profesionalidad siempre en primera línea y la creatividad que es marca de la casa, como así lo han reflejado las más prestigiosas guías gastronómicas.

Ana Acín

Ana Acín, que sostiene el espíritu de sus antecesores, da un impulso desde la perspectiva de esta tercera generación y junto a Eduardo Salanova y Julio Luzán dan forma a Espacio N, la sublimación del concepto de la armonía entre la cocina, la sala y el arte que, sin duda, seducirán a los comensales.

Eduardo Salanova

Julio Luzán, creativo que maneja los diseños y las ejecuciones en 3D, ha firmado decorados oscarizados como el de Lo Imposible, galardonados con goyas como “Un monstruo viene a verme” y grandes producciones como ¨Juego de tronos¨. Suyas son las majestuosas construcciones de Ferrariland o el espectáculo Fantasía by Escribá en Singapur, entre muchos otros trabajos.

Espacio N representa un sueño hecho realidad en el que se ha desbocado la imaginación de Julio Luzán para transmitir unas sensaciones tan difíciles de describir como tentadoras para los clientes. Un elogio de la sencillez inspiradora de la más pura atmósfera de la que se puede disfrutar. Un encuentro para la alegría y la reflexión, para la conversación distendida y la entrega a los placeres de la gastronomía.

Eduardo Salanova ofrece una cocina creativa de inmejorable técnica a la que añade guiños a recetas antiguas aragonesas y creaciones propias de vanguardia y donde el protagonista principal es el sabor y complementando los valores y experiencia que el Sotón ha tenido en estos 50 años. La magia inunda las mesas desde los aperitivos hasta los postres.

En la sala, Ana Acín y su equipo crean la armonía perfecta donde se une el espacio, la cocina y la atención y donde el servicio del vino adquiere condición de liturgia.

En torno a un sueño, en torno a una pasión, Espacio N nace en este 50 Aniversario del Sotón a quienes son su razón de ser, las personas de aquí y de remotos lugares, para que el arte de comer bien se convierta en la esencia de los sentidos y la emoción sea el fin último.

En las próximas semanas, Lugares con Estrella visitará este templo de la gastronomía para contarles de primera mano lo aquí escrito y ofrecerles fotos del Espacio N. 

Fotos: Venta del Sotón y Eduardo Bueso (Copyright)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies