Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

HOTEL VIURA (LA RIOJA)

28 Ene 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Viajes, Vinos

El hotel Viura está situado junto a la iglesia de san Andrés

Hoy les propongo un viaje al corazón de La Rioja Alavesa, concretamente a Villabuena de Álava, base idónea desde la cual recorrer esta zona vinícola por antonomasia.

Hotel Viura

Situado a tan sólo 20 minutos de Logroño y Haro, y a 10 minutos de clásicas bodegas como Ysios, Marqués de Riscal, Cune o López Heredia, el vanguardista hotel Viura, es un punto de referencia para el descanso, el ocio y la restauración, todo ello bajo una cuidada arquitectura perfectamente integrada en el paisaje, con un espectacular diseño que permite sorprendentes juegos de luces y una gran luminosidad en cada uno de sus rincones.

Habitación

Materiales y técnicas se han entrelazado sabiamente para componer una obra de arte, rotundamente contrapuesta con su entorno, pero con el que encaja a la perfección.

La decoración del comedor principal es sorprendente

Así, y como no puede ser de otra forma por la zona en la que se ubica, el hotel cuenta con una potente oferta enológica y gastronómica. En su carta de vinos se recogen más de 200 referencias de riojas; cuenta con un apartado dinámico donde están presentes las últimas creaciones de los bodegueros de la comarca.

Las habitaciones son amplias y muy luminosas

Los clientes tienen a su disposición el gimnasio y el servicio gratuito de bicicletas con las que pueden realizar interesantes excursiones por la zona.

Recepción. El checking es relajado

No obstante, los que prefieran la tranquilidad del hotel, pueden disfrutar de una terraza ajardinada situada en la parte superior del mismo, desde la cual se contemplan imponentes vistas del pueblo, especialmente de la iglesia de San Andrés, construida entre 1538 y 1728, así como de la cadena montañosa Sierra de Cantabria.

El comedor es muy luminoso

Como complemento, se ofrecen modernos espacios polivalentes  donde  realizar todo tipo de actos y eventos.

Detalles… como el de los números de las habitaciones

Distribuidas en tres plantas, el hotel cuenta con 33 habitaciones, de las que 14 tienen categoría Luxe, y otras 6 Suite.

Suite

Todas ellas ofrecen, junto a las máximas prestaciones (televisión de pantalla plana, DVD, selección de películas, conexión para Internet ADSL y WiFi, etc.) y un bar privado con una selección de vinos de La Rioja.

Pasillo primera planta

Creo que incluso en invierno es un lugar perfecto para pasar unos días (tras las vacaciones, -importante- abren a partir de la segunda quincena de febrero… es decir en un par de semanas), aunque personalmente prefiero visitarlo en primavera o a finales de verano… septiembre es el mes idóneo, ya que coincide con la vendimia. 

Todo un espectáculo.

Una de las bodegas

Sala de lectura

Texto y fotos: Eduardo Bueso (copyright)

POSTALES ANTIGUAS (Y FOTOS MODERNAS) DEL HÔTEL DU PALAIS DE BIARRITZ

27 Ene 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Hoteles, Viajes

Postal: 1900 – Foto: 2012

Tempus fugit, el tiempo huye, el tiempo se escapa, el tiempo vuela. En algunos relojes antiguos esta locución en latín preside el péndulo o luce en la esfera, recordándonos que la vida pasa.

Sin embargo, esta frase no tiene por qué ser dramática. Hay determinados vinos (por ejemplo), o incluso personas (según dicen), a quienes el paso del tiempo les mejora. Este es el caso del Hôtel du Palais de Biarritz.

Postal: 1918 – Foto: 2007

Los años transcurren sin freno. Si hacemos historia y nos remontamos a mediados del siglo XIX, Biarritz no era más que un pequeño puerto pesquero situado a orillas del Atlántico y que apenas contaba con tres mil habitantes. Allí veraneaba desde 1835 la condesa de Montijo con su hija Eugenia. En 1852 ésta conoce en París al príncipe Napoleón III, contrayendo matrimonio al año siguiente. Eugenia de Montijo, ya nombrada emperatriz, convence a su esposo para que visite su villa predilecta para veranear. Tanto le gustó Biarritz, que decidió regalar a su joven consorte un palacio. Es construido en tan sólo diez meses en un acantilado sobre el mar, cerca del faro.

Siglo y medio después, este auténtico palacio convertido en hotel, brilla con más intensidad en el firmamento de los establecimientos hoteleros del mundo.

Postal: 1907 – Foto: 2017

Hemos echado la vista atrás y regresamos para realizar las postales que plasmaron numerosos fotógrafos en el pasado. 

No deja de ser un entretenimiento y a la vez una forma de vivir el pasado, algo que todos podemos hacer con cualquier hotel, de cualquier ciudad, siempre que dispongamos de una postal antigua, fácilmente adquirible en cualquier anticuario o por e.Bay (por ejemplo).

Postal: 1908 – Foto: 2016

Así, los lectores nos darán la razón de que “tempus fugit”… para mejor.

Texto y Fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Postal: 1930 – Foto: 2004

HÔTEL MANDARÍN ORIENTAL DE PARÍS

22 Ene 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Viajes

Hall del Hôtel Mandarín Ortiental de París

Recientemente, realizamos una visita relámpago a París, con el único motivo de alojarnos (un día y una noche) en el Hôtel Mandarín Oriental, lujo moderno en el corazón de la capital de la luz. Situado en la rue Saint-Honoré, en pleno barrio de la alta costura de París y cerca de los lugares más atractivos de la ciudad, como la Place Vendôme, el elegante jardín de las Tullerías, el Louvre… o la Ópera Garnier.

El hotel destila una elegancia atemporal a través de hermosos interiores, en sus 138 habitaciones… o en sus 3impresionantes suites con dos dormitorios y tres configuraciones. Deslumbrante la Royale Mandarín Suite con vistas de 360 ​​grados de la ciudad, (la cual tuvimos oportunidad de verla, ya que durante nuestra estancia no estaba ocupada). Tampoco hay que perderse el tranquilo spa, auténtico oasis de bienestar oriental, ni la piscina de 14 metros.

En sus restaurantes ofrecen cocina de vanguardia a través de platos deliciosamente ligeros y cócteles tentadores en un entorno sofisticado, supervisado por el galardonado chef y director culinario, Thierry Marx, con quien ya tuvimos el placer de coincidir, degustar sus creaciones y entrevistarle, en una de nuestra visitas al Médoc (hace unos años), más concretamente en el Relais & Château Cordeillan-Bages de Pauillac, muy cerca de Burdeos.

Restaurante “Sur mesure”

El restaurante que dirige actualmente se denomina “Sur Mesure”.

Piscina

Como creemos curioso conocer los gustos de este gran chef, aquí va la entrevista.

 

ENTREVISTA A THIERRY MARX

¿APERITIVO IDEAL? 

EL VINO 

¿CIUDADES FAVORITAS? 

NARA, EN JAPÓN (JUNTO A TOKIO), NUEVA YORK Y PARÍS 

UN PAÍS INTERESANTE  

JAPÓN. PORQUE NO HAY CONFLICTOS ENTRE LA TRADICIÓN Y LA INNOVACIÓN. 

¿CUÁL ES EL ÚLTIMO VIAJE QUE HA REALIZADO? 

BIRMANIA 

¿QUÉ VIAJE TIENE PENDIENTE Y QUE LE GUSTARÍA REALIZAR? 

A LA CORDILLERA DE LOS ANDES 

SUS TRES RESTAURANTES PREFERIDOS EN EL MUNDO 

THE FAT DUCK, MICHEL BRAS Y KATZ DE NUEVA YORK 

¿RESTAURANTE DE ESPAÑA? 

SENTÍ MUCHO QUE CERRASEN “EL BULLI”. ERA MI PREFERIDO 

SUS TRES HOTELES PREFERIDOS 

LE RAFFLES DE SINGAPUR, SUKHOTHAI Y EL MANDARÍN ORIENTAL DE TOKIO… Y POR SUPUESTO EL QUE AHORA ESTAMOS: EL DE PARÍS 

¿QUÉ VINO PREFIERE? 

CHÂTEAU LATOUR 

¿ALGÚN VINO ESPAÑOL QUE LE GUSTE? 

VEGA SICILIA 

¿CUÁL ES SU CÓCTEL PREFERIDO? 

EL “B52” QUE SE REALIZA CON LICOR DE CAFÉ (KAHLÚA), CREMA DE WHISKY (BAILEYS) y GRAND MARNIER 

¿SU PLATO PREFERIDO? 

TAJINE (ESTOFADO) DE VERDURAS 

¿CUÁL ES EL PLATO O PRODUCTO QUE NO LE GUSTA? 

LA CARNE 

¿QUÉ TIPO DE MÚSICA LE GUSTA? 

LAS VOCES LÍRICAS, EL JAZZ Y EL ROCK 

¿SU PELÍCULA FAVORITA? 

“EL CARTERO SIEMPRE LLAMA DOS VECES” 

¿QUÉ LIBRO ESTÁ LEYENDO? 

“VOYAGE AU BOUT DE LA NUIT” DE LOUIS FERDINAND CÉLINE 

¿DÓNDE LE GUSTA PASAR SUS VACACIONES? 

EN IRATI EN EL PAÍS VASCO FRANCÉS. EN CONTACTO CON LA NATURALEZA 

¿UN AROMA? 

EL DEL TÉ 

¿EN SU MALETA SIEMPRE HAY? 

CHOCOLATE NEGRO 

¿QUÉ AÑORA CUANDO ESTÁ FUERA DE CASA? 

… ¡¡¡EL CHOCOLATE NEGRO¡¡ 

Fotos: Hôtel Mandarín Oriental Paris, E.C. y Eduardo Bueso 

Comedor de verano

Nuestro agradecimiento al Hôtel Mandarín Oriental de Paris por las facilidades dadas a Lugares con Estrella

Bar del Hôtel Mandarín Oriental de París

HÔTEL DE LA BRETESCHE: VIAJANDO POR LA BRETAÑA FRANCESA (II)

16 Ene 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Viajes

Château de la Betresche

Seguimos en Bretaña. Nos quedamos un día más en la encantadora ciudad costera de La Baule para pernoctar en el Hotel l´Hermitage. Ubicado en un bello y enorme edificio de arquitectura clásica bretona, en primerísima línea de playa, cuenta con dos piscinas privadas, una de ellas climatizada.

Hôtel L´Hermitage

Hermitage y Marie-Louise, (del que les hablé ayer) tienen cada uno sus propios salones-bar donde poder tomar el aperitivo o la copa después de cenar. Aunque con pequeños matices que los hacen diferentes. Mientras que el de L´Hermitage es de estilo inglés, con música en vivo y siempre lleno, el de Marie-Louise es mucho más pequeño, todo él de madera y, por supuesto, mucho más tranquilo y silencioso.

Piscina climatizada de L´Hermitage

Hall de L´Hermitage

HÔTEL DOMAINE DE LA BRETESCHE

Terminada esta información, dejamos La Baule, y recorremos 30 km para dirigirnos al pueblecito de Missillac, donde pasaremos un día en el Hôtel de La Bretesche, situado en la frontera del País Bretón y del Valle del Loira, en pleno parque natural de la Brière.

Las numerosas instalaciones (bares, restaurantes, cafetería, club social de golf y habitaciones…), se sitúan en las dependencias utilizadas hace siglos por los invitados del castillo, las cuales rodean un enorme patio rectangular, con cierto parecido a los campus de las universidades inglesas, repleto de jardines y rododendros (flores parecidas a las azaleas, símbolo de La Bretaña).

Entrada del Hôtel La Bretesche

Todo ello bordeado por un inmenso terreno de 200 hectáreas, donde el bosque se alterna con los fairways de un campo de golf de 18 hoyos y con el aliciente de tener unas vistas difíciles de mejorar: un castillo del siglo XV y su estanque que lo rodea. Para no perdérselo.

Habitación del Torreón en La Bretesche

Se puede comer (allí lo hicimos) en Le Club, informal restaurante con terraza, frecuentado por los jugadores de golf para tomarse un respiro. Para cenar, es ineludible hacerlo en el restaurante del hotel. Situado en la fachada principal, rodeado de enormes ventanales con vistas al lago y al majestuoso castillo.

Comedor “La Terraza” de La Bretesche, junto al golf

Con el aliciente de poder degustar una comida de las mejores de todo el territorio galo, con especial atención a los productos bretones. Su bodega, reflejada en una carta bien diseñada, es amplia e interesante. Y el servicio de sala, maître y sumiller incluidos, pese a que su profesionalidad se les supone, tengo que decir que superan con creces la media.

Comedor principal 

Bar del Hôtel La Bretesche. situado en las antiguas caballerizas

Como siempre, antes de terminar, comentar que el hotel posee asimismo, piscina climatizada, tenis y un precioso bar que aprovecha las antiguas caballerizas, por lo que las mesas se emplazan separadas por los muros de cada “apartamento” ecuestre. Y un bello saloncito de desayunos, con un buffet de repostería inigualable.

Cenicero (adquirido) para mi colección

Dejamos La Bretesche. Dejamos La Bretaña. Nos hemos quedado cortos en cuanto a días. Aún, antes de regresar, nos acercamos hasta las marinas de Guérande, lugar famoso por su sal gris (compra obligatoria).

También visitamos la ciudad portuaria de Saint Nazaire, donde se construyó el mayor trasatlántico del mundo (el Queen Mary II). Allí, en su calle principal (87 Av. de la République) existe una casa de cafés y tés (Cafés Sary) donde se puede adquirir el famoso Té de los Celtas. El que sea amante de este tipo de infusiones, no debe pasar por alto esta recomendación.

Hôtel de la Plage de Saint Marc sur Mer, donde se rodó hace más de 70 años la película “Las vacaciones de Monsieur Hulot”

Y como última visita, nos acercamos a un pequeño e idílico pueblecito costero, Saint Marc sur Mer, lugar donde se filmó, allá por los años cincuenta, la película “Las vacaciones de Monsieur Hulot”, del mítico actor y director Jacques Tati. El hotel donde se desarrolla el film continúa intacto en su sitio y una estatua del genial cineasta perpetúa su recuerdo.

Adiós Bretaña. Hasta pronto. No cambies. Volveremos.

Texto y todas las fotos (salvo la toma aérea, facilitada por La Bretesche): Eduardo Bueso

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies