Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

AKELARRE

13 Sep 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Restaurantes, Viajes

En la fotografía, realizada el pasado 6 de septiembre, Pedro Subijana junto a Eduardo Bueso, editor de “Lugares con Estrella”.

La semana pasada “Lugares con Estrella” tuvo la oportunidad de cenar en el donostiarra Akelarre. Pedro Subijana no nos deja de sorprender a lo largo de nuestras visitas a este triestrellado restaurante.

Una transformación profunda se produjo en 2015 en su decoración, pero en cocina todo marcha viento en popa. Pasan los años, pero el cerebro de este grandísimo chef no descansa. Siempre innovando, siempre mejorando.

Y, algo muy importante: Subijana, además de ser un profesional indiscutible es una persona agradable, cercana, humana. Es un placer visitar ese templo colgado hacia el Cantábrico.

Este placer tocará el Cielo cuando en el año 2017 inaugure su hotel. Es un sueño que Pedro está a pocos meses de alcanzar. El verano próximo se lo contaremos. ¡Ya falta menos¡

EL RESTAURANTE

Excelencia, innovación y vanguardia. Entre otros muchos, estos tres términos podrían definir el estilo de Akelarre, pero un solo espíritu lo guía desde sus inicios en el año 1975, el de superación. “Podemos estar contentos pero nunca satisfechos”, es el lema del chef.

Una cocina en constante ebullición que no atiende a etiquetas, la confortabilidad y refinada elegancia del local y un escrupuloso esmero en el servicio de sala.

En cocina Pedro Subijana busca y defiende lo natural, lo auténtico y, muchas veces, lo autóctono. Sobresalientes materias primas que puedan brillar en fórmulas impactantes, de depuradísima técnica, que se ven plasmadas en los diversos menús degustación que Akelarre, en un juego de disfrute, pone en liza. La mejor manera de expresar la complejidad de la cocina.

Carlos Muro, como sumiller, está al frente de una completísima bodega, con más de 650 referencias, tanto españolas como extranjeras, así como una extensa lista de licores, aguardientes y un gran surtido de cafés e infusiones que tienen su reflejo en rupturistas y sugerentes cartas, vive su profesión con auténtica pasión y entrega, con ansias por saber más y humildad respecto a lo mucho que sabe.

Fotos: Juantxo Egaña, Elena Catalán y Eduardo Bueso

HOTEL VIÑAS DE LÁRREDE (PIRINEO DE HUESCA)

27 Ago 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Viajes

Desde el pasado mes de junio, Aragón y más concretamente el Pirineo oscense cuenta con un establecimiento hotelero de alto nivel. Nos referimos al Hotel Viñas de Lárrede.

Se trata del fruto del empeño de una pareja donostiarra, auténticos emprendedores, formada por Joaquín del Rincón y su esposa Adriana Ribera. Ambos dejaron hace nueve años su trabajo en San Sebastián (Adriana trabajaba en un laboratorio farmacéutico y Joaquín en una empresa de deportes), para iniciar una nueva vida en la estación de esquí de Formigal. Allí empezaron a crear su propio proyecto empresarial: el Hotel Viñas de Lárrede.

Encontraron en el pueblo de Lárrede, a las puertas del Pirineo, el lugar en el que iniciar su gran proyecto, a través de un hotel que genera actualmente seis puestos de trabajo, y que pone a esta pedanía de Sabiñánigo en el mapa del turismo. La idea de partida del Hotel Viñas de Lárrede es el de ser un espacio de encuentro, de descanso, que aprovecha la cercanía a Sabiñánigo, a Las Margas Golf Club, al Parque Nacional de Ordesa, a Biescas, a Jaca y a la estación de esquí más grande del Pirineo aragonés, Formigal-Panticosa. El alojamiento se encuentra, además, en la ruta de las nueve iglesias del Románico, una de ellas (San Pedro de Lárrede, construida en el Siglo X) al lado del hotel.

En este bello paraje, donde antaño era una plantación de viñedos, se levanta el Hotel Viñas de Lárrede, una casa construida con nobles materiales y una fachada de piedra recuperada de una antigua casona derruida, donde se aprecian las huellas que la meteorología ha ido labrando y la madera de alerce proveniente de Siberia, un árbol muy tolerante al frío, capaz de sobrevivir a temperaturas invernales por debajo de los -50º Cº, combinada  con amplios ventanales por las que disfrutar de las vistas del valle, con sus picos de más de 3.000 m,  radica gran parte del encanto de esta casa.

Apostaron por proveedores de la zona y por las empresas locales, y en tan solo un año han hecho realidad la idea. El hotel cuenta con 17 habitaciones diferentes, que incluyen una suite superior y dos suites premium, junto a dobles premium, estándar y familiares. En su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente han llevado a cabo una labor de aprovechamiento de la madera, reconvertida en muebles y en la restauración de puertas antiguas.

El establecimiento cuenta un pequeño spa, con bañera de hidromasaje, hamman y duchas de contraste de aguas. También posee piscina exterior, un gran porche, terrazas, jardines, una coqueta bodega En la que predominan vinos de Viñas del Vero (D.O. Somontano) e incluso un huerto que aporta el valor de la materia prima natural y ecológica al restaurante, abierto a todo el público y basado en la calidad de los productos autóctonos y de proximidad.

El hotel tiene 1.200 metros cuadrados construidos en un terreno de una hectárea. Todo el revestimiento del hotel está realizado con materiales de Porcelanosa. Utiliza energía renovable, aerotermia, y su eficiencia energética es del 100% mediante luces led. Además, el agua de riego proviene de aguas pluviales.

Uno de los aspectos que resultan más agradables de las residencias rurales es esa dualidad vida exterior-vida interior. Disfrutar del aire libre estando en casa, es un lujo. En el exterior, más allá de la tranquilidad que se respira en el medio natural, nos invade el espectáculo visual de la naturaleza que se transforma día a día y estación tras estación, esos instantes de vida contemplativa que resultan tan placenteros alejados del estrés de las ciudades, del ruido y de las prisas.

Dentro, la casa, se convierte en un lugar acogedor, una fuente de hospitalidad para todo aquel que visita este hotel, creando atmósferas de serenidad y calidez, abiertas a la contemplación ó a la comunicación, donde reunirnos con la familia y los amigos, compartiendo mesa y vivencias, donde sentirse cómodo y  que los huéspedes se sientan como en casa, pero sin las preocupaciones de la misma, ya que los propietarios pone todo su cuidado y su cariño y construyendo su lugar en el mundo, y un hogar.

Magnífico restaurante dirigido por Toni Polca que ofrece excelentes platos basados en los productos de la propia finca. Su acogedor comedor es el lugar ideal para degustar un delicioso desayuno, saborear platos muy especiales y descubrir géneros de máxima calidad en un marco inigualable… o una cena bajo las estrellas. Del restaurante hablaremos muy pronto en otro artículo.

En resumen: ha nacido una estrella dentro de la hostelería oscense que no hay que perderse de visitar.

www.hotelvinasdelarrede.es

Fotos: Eduardo Bueso y Hotel Viñas de Lárrede

EL RESTAURANTE GAMBERRO ABRE EN EL TUBO ZARAGOZANO

04 Ago 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Eventos, Gastronomía, Restaurantes

Franchesko Vera, propietario y chef del restaurante Gamberro, acaba de presentar a la prensa zaragozana su nuevo proyecto en el “Tubo” de Zaragoza. Desde el próximo 10 de agosto, Gamberro abrirá sus puertas en la calle del Blasón Aragonés 6, el mismo local en el que se encontraba hasta hace poco el restaurante Bal d´Onsera.

Con apenas 25 años, Franchesko y su compañera Flor “Pececillo”, se han convertido en una alternativa de alta calidad en la oferta gastronómica de la capital aragonesa. La actitud inconformista y los inusuales planteamientos con los que dirige su establecimiento, lo convierten en el enfant terrible de la cocina maña. “Queremos que el público venga a vivir una experiencia, con la mente en blanco, dejando atrás sus problemas, deseando disfrutar de una narración en la que convivirán picos de intensidades de sabores, aromas y texturas, pequeñas locuras elaboradas con el mejor producto”.

Como han hecho hasta ahora, en el nuevo local ofrecerán dos menús “a ciegas”, uno largo (60 euros) y otro más corto (40 euros), en los que el comensal desconocerá las recetas que va a degustar. El restaurante tiene 30 plazas atendidas por la maître Paricia Lopes, y está decorado por el grafitero Álvaro Mood. Además, disponen de una bodega de 50 referencias –precio aparte y libre elección del cliente- a la que le prestan especial atención.

“Aunque estamos en el Tubo no vamos a ofrecer tapeo, nuestra barra de entrada será una recepción de los comensales que vayan a acceder al interior de la sala”, subraya Vera.

En el mes de septiembre, “Lugares con Estrella” visitará este restaurante y les narraremos a nuestros lectores la experiencia con detalle.

Fotos: Eduardo Bueso

GRAN MELIÁ DON PEPE DE MARBELLA

26 Jul 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes

Recientemente, “Lugares con Estrella” se ha desplazado a la Costa del Sol, más concretamente a Marbella para visitar el Gran Meliá Don Pepe. 

En esta primera toma de contacto les hablaremos de las cualidades de este hotel y en próximos artículos, concretaremos los restaurantes que se encuentran dentro del mismo hotel, todos ellos comandados por uno de los chefs más prestigiosos de España: Víctor Carracedo, a quien también entrevistaremos para conocer sus gustos y opiniones.

En el corazón de la Costa del Sol, al pie del privilegiado enclave natural de Sierra Blanca, el hotel Gran Meliá Don Pepe es la mejor opción para visitar y descubrir Marbella, gracias a su excelente comunicación con el centro de la ciudad, a sus fabulosas vistas, a sus lujosas y confortables instalaciones y a la calidad de sus servicios.

Además, el Gran Meliá Don Pepe posee habitaciones con fantásticas vistas al mar, diferentes espacios gastronómicos, un SPA, dos piscinas exteriores (una para niños), una piscina interior climatizada, un parque infantil, dos pistas de tenis, otras dos pistas de pádel (una individual y otra para juego en pareja) y doce salas de reunión con capacidad máxima para 350 personas. 

Con un diseño único en perfecta armonía con el entorno natural, Gran Meliá Don Pepe ha sido elegido por destacados artistas, políticos, deportistas y empresarios de todo el mundo, como Eva Longoria, Sean Connery, Julio Iglesias, Prince, Maximillian Schell, Arthur Rubinstein, Begun Aga Khan, Alain Delon, S.M. el Príncipe Eduardo, Bob Hope, George Hamilton, Edward Kennedy…

Ubicadas en la planta superior del edificio y frente al mar se encuentran las espectaculares Suite Presidencial, Suite Möet & Chandon y Mediterranean Suite . Se puede disfrutar de la más exclusiva intimidad y del lujo en estado puro en la terraza privada con camas balinesas, bañera de hidromasaje exterior, solárium, tu propio Putting Green…

Si lo que se necesita es desconexión, relax y tranquilidad, el destino se encuentra en Marbella. Un Spa by Clarins, un completo gimnasio, junto con las ya mencionadas piscinas, dos exteriores frente al mar y una interior climatizada, convierten al Gran Meliá Don Pepe en un auténtico oasis del lujo, perfecto para alcanzar el bienestar físico y espiritual.

Todo ello enclavado a pocos minutos de Marbella, ciudad situada a orillas del Mediterráneo entre Málaga y el Estrecho de Gibraltar. Es una de las ciudades turísticas más importantes de la Costa del Sol, gracias a sus fabulosas playas, su clima suave durante todo el año, su glamur y sus posibilidades de ocio y entretenimiento que ofrece a sus visitantes.

EXPERIENCIA REDLEVEL: MÁXIMO LUJO

Si lo que realmente se desea es experimentar el lujo más auténtico y exclusivo, aconsejamos la experiencia RedLevel, la apuesta más exclusiva de Gran Meliá centrada en el trato personalizado y en los servicios más exclusivos. Gracias a ello se tiene acceso al RedLevel Lounge, check in y check out privado, además de habitaciones especiales con detalles de lujo 

LA MEJOR GASTRONOMÍA SIN SALIR DEL RESORT

En verano, disfrutamos del concepto Liquid Garden en el entorno de la piscina y jardines. Esta área acoge el Restaurante “T- Bone Grill”, el Pool Bar y los mejores helados, chocolates y macarons en “Darcis” creando un espacio gourmet donde el cliente puede disfrutar de cada momento del día en un entorno espectacular con vistas al mar y relajantes jardines. Además en el paseo marítimo, se puede disfrutar también del Cappuccino Grand Café y del Restaurante Tahini.

El resto del año, “T-Bone Grill““Darcis” se trasladan a su segunda residencia en el interior del Hotel, creando conjuntamente con “Whisky Lounge” “Oysters and Caviar Bar” el Gourmet Court.

En próximos “capítulos” que iremos publicando a lo largo del verano, les hablaremos de estos magníficos restaurantes. 

Fotos: Meliá

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies