Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

“LA RIOJA GASTRONÓMICA” SE PRESENTÓ EN ZARAGOZA

25 Mar 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Restaurantes, Vinos

“La Rioja Gastronómica”, campaña divulgativa de la entidad de Promoción Agroalimentaria del Gobierno de La Rioja, La Rioja Capital, se celebró esta semana en Zaragoza con la Conversación en torno a la Gastronomía, contando con la presencia de los cocineros Roberto Alfaro (Absinthium) y Ventura Martínez (Delicatto y Chef Nino), y la nueva iniciativa de promoción ‘Experiencia sabores de La Rioja’, dirigida por el periodista José Ribagorda. Ambas iniciativas, destinadas al público profesional, se celebraron en Aura Restaurante.

‘La Rioja Gastronómica’, pretende promocionar los Alimentos de La Rioja, dentro y fuera de la Comunidad Autónoma, con el fin de proyectar los principales valores con los que cuenta la región a través de la gastronomía para, después, promover su disfrute en origen.

En la Conversación en torno a la Gastronomía, dirigida por el experto gastronómico Mikel Zeberio, los cocineros disertaron sobre las materias primas y sus aplicaciones culinarias, mientras el centenar de asistentes degustaron tres pinchos acompañados de tres vinos. En este caso, además, se contó con la presencia del sumiller del restaurante Absinthium, Jesús Solanas.

En la Experiencia Sabores de La Rioja, los 150 asistentes degustaron las principales, y diferenciales, condiciones organolépticas que aporta La Rioja a la cultura culinaria. Para ello, y de la mano del periodista José Ribagorda y del experto gastronómico Mikel Zeberio, se ofreció un recorrido guiado por los Alimentos de La Rioja, amparados por un distintivo de calidad, que dan personalidad a la cocina riojana.

 

‘La Rioja Gastronómica’ es una campaña de promoción de los Alimentos de La Rioja y de la gastronomía de esta Comunidad Autónoma que se inició el año pasado, con el nombramiento de Francis Paniego como embajador de esta iniciativa, de la que son ‘Amigos’ Sergio y Javier Torres (2017) y Elena Arzak (2018).

Junto con Zaragoza, ‘La Rioja Gastronómica’ visitará este año Asturias en mayo, Galicia en junio, Valencia en octubre y Málaga en noviembre.

Además. ‘La Rioja Gastronómica’ incluye el Concurso de Pinchos de La Rioja, que este año ha celebrado su XVII edición, así como colaboraciones con el BasqueCulinay Center y otros centros educativos, y diversas catas maridadas en diversas localidades riojanas. ‘La Rioja Gastronómica’ propone, de esta forma, un recorrido por la identidad riojana volcada en la culinaria y todo su contexto, como principal reclamo para disfrutar de una región que, como indica el eslogan de la campaña, ‘invita a la mesa’. 

Fotos: Agencia Almozara

VISITA AL PÉRIGORD (y II)

19 Mar 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Sin categoría, Viajes

Jardín del Hôtel Le Vieux Logis, proyectado por Laure Quoniam

La semana pasada les comentaba la vista al Hôtel Le Moulin de L´Abbaye, en Brantôme. Hoy seguimos ruta por esta preciosa región del Périgord. 

HÔTEL LE MOULIN DU ROC 

Si se desea disfrutar de un hotel exquisito y una buena gastronomía, en el cercano pueblecito de Champagnac-de-Bélair (a tan sólo 2 kilómetros de donde ayer pernoctamos) se encuentra Le Moulin du Roc, uno de los primeros “Relais” de Europa, aunque actualmente ejerce de independiente. Se trata de otro molino del siglo XVII, similar al de Brantôme, adquirido y restaurado en 1969 por la familia Gardillou.

Entrada al Hôtel Le Moulin du Roc

Su restaurante, con dos comedores interiores (algo sombríos) y uno exterior (terraza), ofrece a través de su carta toda la riqueza de los productos del Périgord, con una cocina precisa, fruto de una milagrosa mezcla de matices de altura y de simplicidad.

A la hora de pernoctar, regresamos al Moulin de L´Abbaye, de idéntica categoría, pero dotado de mejores instalaciones y especialmente bastante más animadas; eso sí, el que desee huir del mundanal ruido, en el Moulin du Roc tiene su lugar idóneo.

Salón y al fondo el restaurante del Le Moulin du Roc

Para finalizar la visita al Périgord, nos desplazamos setenta kilómetros al sur, dejando a un lado las ciudades de Périgueux y Bergerac, hasta llegar a Trémolat, diminuta y coqueta villa de aires ingleses, en plena región de Dordogne, en la que se encuentra una de los hoteles fundadores de la mítica cadena de Relais & Châteux: Le Viux Logis.

Relais & Châteux Le Viux Logis

HÔTEL LE VIEUX LOGIS

En efecto, nos tenemos que remontar al año 1952, cuando el matrimonio Giraudel, deciden dejar a sus hijos los negocios que poseían en la ciudad de Bergerac (por cierto, cuna del arquitecto Jean Nouvel), e irse a descansar a una propiedad agrícola, que anteriormente había sido una cartuja de la orden de San Benito.

Entrada principal

Atraídos por la belleza del lugar, numerosos amigos de la familia acudían a visitarles, quedándose varios días. Es el momento en el que nace la idea de poner las diferentes estancias (el edificio familiar, la casa de invitados y la casa de la abuela) a disposición de los turistas que por aquellas épocas comienzan a descubrir el Périgord y su gastronomía, respetando la decoración y distribuciones arquitectónicas originales.

Comedor (y cenador) del Relais & Châteux Le Viux Logis

Uno de sus primeros visitantes fue el escritor Henry Miller, quien acudió a pasar una semana y se quedó un mes, hechizado por el idílico marco de este hotel de lujo.

Zona de habitaciones independientes, tipo “suite”

Tras fallecer el señor Giraudel, su esposa ofrece el hotel a sus hijos y es uno de ellos, Bernard, el que decide adquirirlo, volverlo a reformar, ampliarlo y dotarlo de unos servicios de alta categoría, como son la piscina, tres nuevos jardines, dos restaurantes y otros tantos salones de reuniones.

Para realizar estos trabajos, no se escatimaron medios económicos ni profesionales. La decoración fue dirigida por Jean Dive, fundador y propietario de la Galería “Maison et Jardin”, mientras que para los jardines, confiaron los proyectos y realización a Laure Quoniam, diplomada por la universidad de Harvard en arquitectura de jardines.

Recepción

Hace unos años se ha vuelto a redecorar y actualizar, interviniendo para ello desde Manuel Cánovas, que creó una tela especial (llamada Trémolat), hasta Christian Lacroix, que celebró su boda en los salones de Le Vieux Logis.

Nuestra habitación

En el apartado gastronómico, destacamos sus tres puntos fuertes: a la hora de almorzar, no debemos dejar de visitar su Bistrot d´en face, espacio desenfadado, rústico y rural (con pequeña, pero muy agradable terraza).

Bistrot d´en face, a dos minutos del hotel

Para cenar, elegiremos su comedor principal, ubicado en el antiguo secadero de tabaco, o si el tiempo lo permite, la terraza del jardín.

Comedor principal

Y algo realmente inolvidable: desayunar bajo los tilos, rodeado de césped, arbustos y jardines impecablemente mimados.

Mermeladas del desayuno bajo los tilos

Un exquisito placer en el que su unen los aromas del café, de las mermeladas, del pan y croissant recién hechos, junto con el matinal perfume de los tilos en todo su esplendor.

Texto y fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Bar del Relais & Châteux Le Viux Logis

VISITA AL PÉRIGORD (I)

14 Mar 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Viajes

Abadía de Brantôme

Los seguidores habituales a Lugares con Estrella, se habrán apercibido de que los temas habituales de gastronomía y enología los voy espaciando en el tiempo, para ir viajando por lugares apetecibles (y diferentes) de cara al añorado (tras este duro invierno y lluvioso marzo) próximo buen tiempo.

Cuando estudiamos la historia de Francia, descubrimos que existe una zona geográfica que fue habitada por el ser humano antes que el resto de Europa (península ibérica incluida). Se trata de la Dordoña y más concretamente del Périgord, tierra cuyos paisajes son adornados por iglesias, bastidas, castillos y viñedos, como los famosos de las Côtes de Bergerac.

Río Dronne a su paso por Brantôme

Esta región ha sido codiciada en innumerables batallas durante siglos y siglos. La presencia inglesa se hizo notar durante la guerra de los Cien Años (1345 – 1453), al luchar por la Aquitania, sin lograrlo, pero consiguiendo que las edificaciones mantengan todavía en nuestros días, ese estilo inconfundiblemente británico.

Así pues, decidimos acercar a los lectores de Lugares con Estrella, a los más emblemáticos hoteles del Périgord, y para ello hasta aquí nos desplazamos, con la grata misión de realizar “labor de campo”.

Brantôme

El primero de ellos está asentado en la ciudad de Brantôme, una pequeña Venecia, rodeada por todas las partes por el río Dronne, y plagada de unas curiosas cuevas, que sirven para ubicarse los mejores establecimientos de antigüedades, delicatessen y vinos.

Salón del Hôtel Le Moulin de L´Abbaye

Todo ello presidido, dominado, por su maciza abadía, coronada por un ornamentado campanario del siglo XI (también el más antiguo del territorio galo).

La Maison du Meunier

HÔTEL LE MOULIN DE L´ABBAYE    

Visitamos el Hôtel Le Moulin de L´Abbaye, bello establecimiento que ofrece una estancia cargada de historia y de refinamiento, al que le acompañan dos mansiones cercanas, como son la Maison de l´Abbé… o la recientemente reformada y redecorada Maison du Meunier, en la que nos alojamos.

Entrada al Hôtel Le Moulin de L´Abbaye

Habitación de la Maison du Meunier

A la hora de las comidas, la oferta de este hotel es amplia, ya que se puede acudir al “Fil de l´Eau”, una arrebatadora taberna de pescadores situada a escasos quinientos metros del molino.

Comedor interior

…O bien disfrutar de una tranquila cena en el propio restaurante del “château” con una terraza veraniega en plena ribera del comentado Dronne. 

Importante: el hotel reabre sus puertas tras las vacaciones el próximo 23 de marzo.

En esta imagen se puede ver el hotel y al fondo a la derecha la Maison du Meunier, donde nos alojamos. Es más moderna y las habitaciones son más amplias. A la izquierda la terraza del restaurante “Au fil de l´eau”

Salón de lectura del Hôtel Le Moulin de L´Abbaye

En otra ocasión (muy pronto), visitaremos otros dos hoteles muy cercanos dentro de la misma región. Se trata del Hôtel Moulin du Roc y del Hôtel Le Vieux Logis. Tengan paciencia y en unos días se los mostraré.

Ventana de nuestra habitación

Texto y fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Foto del salón del Hôtel Le Moulin de L´Abbaye, por la mañana

H0TEL ORFILA DE MADRID

13 Mar 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Viajes

 

Hall de entrada del Hotel Orfila

Durante una reciente estancia en Madrid, nos alojamos en este apacible y señorial hotel para descubrir en persona todas las exquisiteces que sobre el mismo han difundido personas especializadas, críticos gastronómicos y conocedores de  grandes estancias.

Suite del Hotel Orfila

Llevamos muchos años visitando Madrid y, lógicamente, hay que ver otros hoteles… pero siempre que regresamos al “Orfila”, nos gusta más y lo que es más importante, nos encontramos como en casa.

El comedor pose una terraza muy agradable cuando el clima lo permite

Situado en la calle del mismo nombre, Orfila, en el mismísimo centro de Madrid: una zona residencial exclusiva y tranquila en plena city cultural y de negocios de la ciudad. Para los que nos gusta la pintura, está situado justo frente a la galería de arte Malborhoug. También está contigua a las calles Zurbano y Génova. Cruzando Castellana, nos encontramos con la calle Serrano (en menos de diez minutos).

Este emblemático edificio, construido en 1886, fue residencia de una familia perteneciente a la alta burguesía, muy célebre entre la sociedad madrileña de los años veinte, ya que albergaba numerosas representaciones artísticas en un teatro que se habilitó en el interior del palacete.

Actualmente es propiedad de la familia García, que amablemente nos brindó la oportunidad de conocer la historia y sus instalaciones tan confortables. Desde estas líneas queremos mostrar nuestro agradecimiento a D. Gabriel García y a su hija Verónica.

Se cuidan hasta los más mínimos detalles

El palacete del siglo XIX, conserva la fachada, el zaguán y la escalera principal. En el año 1999 se transformó en hotel respetando el estilo y el aire señorial tan característico que posee.

Nos encontramos en una estancia perfecta para el descanso y el disfrute de los sentidos, con sus cuidadas y refinadas decoraciones, papeles pintados ingleses, muebles de época traídos de diferentes países de Europa, sillas venecianas, pasamanerías, y suelos de mármol policromado. Todo ello, conforma un ambiente de máximo lujo, refinamiento y savoir faire.

Amenities del baño

El Hotel Orfila cuenta con 32 habitaciones, doce de ellas suites. Cada habitación tiene una decoración personalizada, así como la posibilidad de disfrutar de diferentes saloncitos, comunicados por una coqueta terraza–jardín, todo ello en una atmósfera cálida, tranquila y en absoluta privacidad.

Entrada del Hotel Orfila

Mención especial cabría darle a su restaurante, El Jardín del Orfila, máximo exponente del lujo y buen hacer coquinario, donde se puede disfrutar de una deliciosa gastronomía  en un marco encantador.

Por cierto: el próximo miércoles 21 de marzo el Jardín de Orfila, asesorado por Mario Sandoval, vuelve a unirse por 4º año consecutivo para homenajear a la cocina francesa mediante la celebración del movimiento Goût de France, en el que se podrá disfrutar de un menú especialmente preparado para la ocasión.

Imagen para el recuerdo: tuve el placer de realizar esta foto a Mario Sandoval en el transcurso de una entrevista en su antiguo restaurante Coque (Humanes, Madrid)

 

El salón principal denominado Laurel, se transforma en diferentes ambientes, según el uso del momento: claro y luminoso por la mañana con unos desayunos sublimes, o cálido y más formal durante el almuerzo. Por la noche, misterioso y envolvente bajo la luz de las velas. Otros dos salones le acompañan: el Tragaluz y el Mirador, ambos perfectos para desarrollar reuniones de trabajo o recepciones.

Escalera

Quisiéramos resaltar que el hotel Orfila es miembro de la selecta élite de hoteles de lujo de la capital. En 2001, ingresó en la cadena Relais & Châteaux. Durante estos años le han ido otorgando premios y reconocimientos por la calidad y su labor de iniciativa turística.

Fotos: Hotel Orfila y Eduardo Bueso

Es la hora del desayuno

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies