Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

ASOCIACIÓN DE ALOJAMIENTOS CON CARÁCTER DE ARAGÓN

06 Oct 2017 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Eventos, Gastronomía, Viajes, Vinos

Hotel Viñas de Larrede

La Asociación de Alojamientos con Carácter de Aragón, tras más de cuatro años de andadura, se presenta en Zaragoza. Se trata de la unión empresarial dedicada a la comercialización de hoteles, restaurantes, y empresas exclusivas por la singularidad de su ubicación, entorno, productos, instalaciones o servicios.

Rueda de prensa en el Hotel Palafox de Zaragoza (Foto Agencia Almozara)

La marca, presidida por Anabel Costas, dispone de varios establecimientos y empresas adheridas de diferentes comarcas altoaragonesas.

Foto superior: María Luisa Romero, directora general de Turismo de Gobierno de Aragón, José Luis Soro, Consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de Gobierno de Aragón, Anabel Costas, presidenta de ACCAR y Juan Ignacio Pérez, propietario del hotel El Privilegio de Tena. (Foto Agencia Almozara).

Surge de la experiencia en la gestión de pequeños y exclusivos hoteles y en su oportunidad de comercializar su producto frente a algunos mercados. Por ello esta iniciativa lleva consigo un proyecto de comercialización conjunta que impulse a dichos establecimientos como un recurso turístico de primer orden y presenta propuestas de promoción, marketing así como acciones de comunicación y también elaboración de páginas web y posicionamiento en el entorno digital.

Hotel El Privilegio de Tena

En definitiva dinamizar la presencia de estas empresas en actos de promoción así como la asistencia especializadas a ferias de turismo de ámbito tanto nacional como internacional.

La asociación ofrece gran experiencia en el sector hotelero, sólidos contactos con empresas, agencias, touroperadores, centrales de reserva y medios de comunicación.

Las empresas son: Bodega Edra, La Posada del Pirineo, Hotel El Privilegio de Tena, Lacuniacha, Biescas Aventura, Hotel Spa Agua de los Mallos, Hotel Viñas de Lárrede y Partcharán. 

Más información: Anabel Costasanabel@acchotelpromotion.com

Fotos: Agencia Almozara y Eduardo Bueso

Iglesia de Larrede fotografiada desde el Hotel Viñas de Larrede. (Foto Eduardo Bueso)

ARAGÓN, EN TIERRA DE DRAGONES

04 Oct 2017 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Viajes

Por: Ana Coscujuela Vigo

¿Qué os parece la nueva logomarca de la empresa pública Turismo de Aragón? Se presentó hace apenas una semana y no ha pasado desapercibida. En definitiva de eso se trata, de tener una imagen y marca turística que no solo sea identificativa de nuestro territorio, sino que sea fácil de recordar o difícil de olvidar, como es el caso.

En las bases del concurso se especificaba que debía aparecer la figura del dragón, símbolo de Aragón, y las cuatro barras sobre fondo amarillo, en representación de la bandera. Pero, ¿Porqué un dragón? Aunque, probablemente, a todos nos venga a la cabeza la historia de San Jorge y el dragón, ya en el siglo XIV, el rey Pedro IV el Ceremonioso utilizó este símbolo por primera vez en la Cimera Real, como también lo hizo Fernando el Católico para coronar su escudo en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza. Además, como curiosidad, se trata de un emblema parlante que representa un mote o lema con la equivalencia entre “dragón” y “d’Aragón”.

 

El ala del dragón en forma de A, como inicial de Aragón, está formada por una superposición de montañas que representan los Pirineos oscenses. Continúa la figura por los meandros del valle del Ebro (cuerpo) acabando en la meseta turolense (cabeza del dragón). Uniendo las dos premisas, tanto el origen histórico como su resolución gráfica, obtenemos conceptos fundamentales como historia, cultura, patrimonio, territorio o naturaleza que pueden ser reforzados con los elementos que complementen cada formato.

Detrás de este trabajo se encuentra el diseñador aragonés, Luis Peralta Artacho, Técnico Superior en Ilustración y Diseño gráfico por la Escuela de Artes de Zaragoza. Peralta cuenta con más de 15 años de experiencia en el campo del diseño. Está especializado en imagen corporativa, packaging e interactividad. También, pertenece a distintos grupos profesionales y colabora en distintos proyectos y campañas sociales.

 

En los 90, junto con Pablo Olivera, fue uno de los pioneros en la informatización del sector médico. Realizaron interactivos con bases de datos que facilitaban el estudio a los investigadores, con empresas como Brystol Myers Squibb, Faes Farma, Novartis o Pfizer. Actualmente está inmerso en dos interesantes proyectos personales. Uno sobre la eficacia del diseño en la comprensión de planos y mapas, y otro sobre un sistema de comunicación gráfico para emergencias humanitarias, que facilite la comunicación a médicos y enfermeros desplazados a zonas donde no conocen el idioma o dialecto.

Peralta también destaca el buen nivel profesional en Zaragoza, aunque por desgracia no se valore lo suficiente. Ha trabajado con Buenos Aires, Kioto, Madrid, Barcelona, etc. y para media docena de agencias en Zaragoza. Y añade que “a veces ves que instituciones o empresas aragonesas acuden a Madrid o Barcelona para contratar sus diseños. Estos subcontratan diseñadores en Aragón, por la mitad de precio, es decir, al final el cliente aragonés paga el doble por sacar fuera un diseño que se acaba haciendo en la propia tierra”.

Para conocer más y mejor el trabajo de Luis Peralta Artacho os invito a visitar su página web profesional. http://aboutlupa.es/ Seguramente os suenen los diseños de la carrera 10k de los bomberos de Zaragoza o la portada del disco Marboré, del grupo aragonés Atland.

Imágenes y fotos: Luis Peralta Artacho

 

EL HORTAL DE BRUNO (BAGÜES, HUESCA)

24 Jul 2017 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Viajes

Por Ana Coscujuela Vigo

Con los calores estivales azotando la Península Ibérica qué mejor que una escapada al prepirineo para respirar y descansar del asfalto. Hemos elegido el Hortal de Bruno, porque sus propietarios, Pilar y Joaquín, “abandonaron” la ciudad de Zaragoza, para cumplir un sueño, tener su propia casa rural y poder vivir rodeados de la tranquilidad y naturaleza que ofrecen los pueblos. Mucho se habla de la despoblación y de las medidas para evitarla, por eso quería visualizar esta historia, la de dos valientes emprendedores que hicieron el camino contrario, volver al pueblo. La senda no es fácil, sino todo el mundo la tomaría… por eso hablo de valientes, que con determinación y dedicación han “tirado hacia adelante” para conseguir su objetivo. Pero para que esto ocurra, también se necesita el compromiso y la confianza de las empresas en sus trabajadores. Me refiero concretamente a empresas que realizan parte de su trabajo online y que permitirían que la gente viviera más feliz trabajando desde cualquier rincón, grande o pequeño, del mundo.

El Hortal de Bruno se encuentra situado en Bagües, un pueblo de las Altas Cinco Villas que está a menos de 50 km de Jaca y de Sos del Rey Católico, dos destinos que tampoco debes perderte. La casa se construyó en el año 2000 respetando la arquitectura de piedra tradicional de la zona. Dispone de cuatro habitaciones, todas exteriores y con todas las comodidades, baño privado, wifi, televisión y se pueden ampliar a triples y cuádruples… Como curiosidad, cada estancia lleva el nombre de una joya arquitectónica de Bagües. Si quieres conocerlas, sólo tienes que entrar a “dar una vuelta” por el Hortal http://elhortaldebruno.com y podrás elegir la que más te guste, siempre y cuando se encuentre disponible. El precio es único y fijo según el número de ocupantes e incluye el desayuno. Así que ya puedes reservar puentes y festivos, temporadas altas, etc. sin llevarte la desagradable sorpresa de ver incrementados los precios.

La casa dispone de una gran sala común con salida directa a un porche cubierto y un jardín, ideal para relajarse al final del día tomando una copa, conversando o simplemente admirando el paisaje. También se ha pensado en los aficionados al mundo de las motos, que podrán aparcarlas a resguardo y protegidas. En cuanto a la gastronomía, el Hortal ofrece cenas elaboradas con productos típicos de la zona y con suerte, de postre, podréis degustar la tarta de queso casera realizada con la receta de la madre de Pilar. En cuanto a las comidas, podéis pedir que os preparen una bolsa de picnic para llevar en vuestras excursiones. Conociendo a los propietarios, os aseguro que con hambre no os vais a quedar, ¡y con sed tampoco!

El entorno de Bagües cuenta con joyas del románico lombardo aragonés y además está muy cerca del monasterio de San Juan de la Peña, del de Leyre y de castillos como el de Biniés. Los amantes de la naturaleza y la fotografía también pueden disfrutar de otros rincones como la selva de Oza, que para el que no la conozca es todo un espectáculo en otoño… y hablando del otoño, Bagües está rodeado de pinares, así que los aficionados a las setas no podéis olvidar vuestras cestas. Si vosotros también queréis contribuir a que los pueblos sigan vivos, basta con que visitéis esta u otras casas rurales. Además de colaborar en su mantenimiento os llevaréis un recuerdo inolvidable de sus anfitriones. ¿A qué estáis esperando?

Fotos: Pilar Pérez y Joaquín Ventura

HOTEL IRIARTE JAUREGIA (GUIPÚZCOA)

20 Jun 2017 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Hoteles, Restaurantes, Viajes

Este fin de semana de tórridas temperaturas, viajamos hacia el norte en busca de un clima más benigno. Lo hacemos al hotel Iriarte Jauregia. 

Jauregui, vocablo vasco, se traduce al castellano como palacio. Así, el Palacio de Iriarte (Iriarte Jauregia), construido en el siglo XVII, es desde 2009 un reluciente hotel de cuatro estrellas situado a ocho kilómetros de la nacional que conecta Madrid con Irún, en Bidania – Bidegoian, muy cerca de Tolosa.

El palacio Iriarte lleva siglos unido a la historia de Bidania. La que fuera la primera edificación de la localidad se cree que data de antes del año 1600. Así como la casa Iriarte, sus ocupantes también han sido protagonistas de la historia de su pueblo En 1997, los sobrinos de Lizasoain (propietarios de este palacio desde mediados del siglo XX) vendieron la casa a los Muñoa, familia con arraigo histórico en esta localidad. Entre 1997 y 2008, el Palacio Iriarte se utilizó como finca de uso privado.

El robusto armazón de piedra con cubierta de teja y blasón en el frente, sobre la hilera de balcones, se asienta sobre una llanura de la que aprovecha siete mil metros cuadrados de espacio ajardinado, provistos de árboles centenarios dentro de los límites de la finca. Al otro lado del muro de piedra, un puñado de caseríos y el paisaje de bosques y montañas propios del interior de la provincia.

De noche, un vistoso juego de luces ilumina fachada y jardín. Un pórtico acristalado de tres arcos conduce a la entrada principal, empedrada, y de ésta al atrio columnado, justo antes de pasar por recepción. Desde ella se advierte el resultado de la rehabilitación, respetuosa, pero también algo intervencionista para airear el paso del tiempo. Los salones nobles y señoriales, y el recorrido por las zonas comunes, no saben a rancio, muy al contrario, en ellos priman la luminosidad y la exhibición de contadas piezas de anticuario, seleccionadas para no empalagar, combinadas con recursos resueltos con materiales actuales como el cristal o el hierro. Eso sí, no falta una buena chimenea de piedra, cálidas alfombras, piso de madera crujiente… En la biblioteca, maderas nobles, lámparas de cristal, espejos y cuadros de marcos dorados.

En las habitaciones se siente el peso de la historia, pero se enjuaga con colores neutros, texturas más contemporáneas o cuartos de baño transparentes. Algunas exhiben camas con dosel vaporoso, otras con tremendo baldaquino de madera labrada. Unas forran sus paredes con papel, otras las pintan de color salmón. Unas son clásicas, otras más modernas con líneas rectas y vistas muy presentes al entorno exterior. En casi todas se deja ver la viguería de los techos, sobre todo las buhardillas. La suite, de 75 metros cuadrados, ocupa las antiguas dependencias de los señores del palacio.

El desayuno es impecable en cuanto a productos y hechuras, servido en el comedor principal de la mansión, junto al salón de lectura. También ofrecen cenas en su restaurante denominado Bailara, acompañadas por una equilibrada carta de vinos.

Fotos: Eduardo Bueso

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies