Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

AKELARRE

13 Sep 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Restaurantes, Viajes

En la fotografía, realizada el pasado 6 de septiembre, Pedro Subijana junto a Eduardo Bueso, editor de “Lugares con Estrella”.

La semana pasada “Lugares con Estrella” tuvo la oportunidad de cenar en el donostiarra Akelarre. Pedro Subijana no nos deja de sorprender a lo largo de nuestras visitas a este triestrellado restaurante.

Una transformación profunda se produjo en 2015 en su decoración, pero en cocina todo marcha viento en popa. Pasan los años, pero el cerebro de este grandísimo chef no descansa. Siempre innovando, siempre mejorando.

Y, algo muy importante: Subijana, además de ser un profesional indiscutible es una persona agradable, cercana, humana. Es un placer visitar ese templo colgado hacia el Cantábrico.

Este placer tocará el Cielo cuando en el año 2017 inaugure su hotel. Es un sueño que Pedro está a pocos meses de alcanzar. El verano próximo se lo contaremos. ¡Ya falta menos¡

EL RESTAURANTE

Excelencia, innovación y vanguardia. Entre otros muchos, estos tres términos podrían definir el estilo de Akelarre, pero un solo espíritu lo guía desde sus inicios en el año 1975, el de superación. “Podemos estar contentos pero nunca satisfechos”, es el lema del chef.

Una cocina en constante ebullición que no atiende a etiquetas, la confortabilidad y refinada elegancia del local y un escrupuloso esmero en el servicio de sala.

En cocina Pedro Subijana busca y defiende lo natural, lo auténtico y, muchas veces, lo autóctono. Sobresalientes materias primas que puedan brillar en fórmulas impactantes, de depuradísima técnica, que se ven plasmadas en los diversos menús degustación que Akelarre, en un juego de disfrute, pone en liza. La mejor manera de expresar la complejidad de la cocina.

Carlos Muro, como sumiller, está al frente de una completísima bodega, con más de 650 referencias, tanto españolas como extranjeras, así como una extensa lista de licores, aguardientes y un gran surtido de cafés e infusiones que tienen su reflejo en rupturistas y sugerentes cartas, vive su profesión con auténtica pasión y entrega, con ansias por saber más y humildad respecto a lo mucho que sabe.

Fotos: Juantxo Egaña, Elena Catalán y Eduardo Bueso

HOTEL VIÑAS DE LÁRREDE (PIRINEO DE HUESCA)

27 Ago 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Viajes

Desde el pasado mes de junio, Aragón y más concretamente el Pirineo oscense cuenta con un establecimiento hotelero de alto nivel. Nos referimos al Hotel Viñas de Lárrede.

Se trata del fruto del empeño de una pareja donostiarra, auténticos emprendedores, formada por Joaquín del Rincón y su esposa Adriana Ribera. Ambos dejaron hace nueve años su trabajo en San Sebastián (Adriana trabajaba en un laboratorio farmacéutico y Joaquín en una empresa de deportes), para iniciar una nueva vida en la estación de esquí de Formigal. Allí empezaron a crear su propio proyecto empresarial: el Hotel Viñas de Lárrede.

Encontraron en el pueblo de Lárrede, a las puertas del Pirineo, el lugar en el que iniciar su gran proyecto, a través de un hotel que genera actualmente seis puestos de trabajo, y que pone a esta pedanía de Sabiñánigo en el mapa del turismo. La idea de partida del Hotel Viñas de Lárrede es el de ser un espacio de encuentro, de descanso, que aprovecha la cercanía a Sabiñánigo, a Las Margas Golf Club, al Parque Nacional de Ordesa, a Biescas, a Jaca y a la estación de esquí más grande del Pirineo aragonés, Formigal-Panticosa. El alojamiento se encuentra, además, en la ruta de las nueve iglesias del Románico, una de ellas (San Pedro de Lárrede, construida en el Siglo X) al lado del hotel.

En este bello paraje, donde antaño era una plantación de viñedos, se levanta el Hotel Viñas de Lárrede, una casa construida con nobles materiales y una fachada de piedra recuperada de una antigua casona derruida, donde se aprecian las huellas que la meteorología ha ido labrando y la madera de alerce proveniente de Siberia, un árbol muy tolerante al frío, capaz de sobrevivir a temperaturas invernales por debajo de los -50º Cº, combinada  con amplios ventanales por las que disfrutar de las vistas del valle, con sus picos de más de 3.000 m,  radica gran parte del encanto de esta casa.

Apostaron por proveedores de la zona y por las empresas locales, y en tan solo un año han hecho realidad la idea. El hotel cuenta con 17 habitaciones diferentes, que incluyen una suite superior y dos suites premium, junto a dobles premium, estándar y familiares. En su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente han llevado a cabo una labor de aprovechamiento de la madera, reconvertida en muebles y en la restauración de puertas antiguas.

El establecimiento cuenta un pequeño spa, con bañera de hidromasaje, hamman y duchas de contraste de aguas. También posee piscina exterior, un gran porche, terrazas, jardines, una coqueta bodega En la que predominan vinos de Viñas del Vero (D.O. Somontano) e incluso un huerto que aporta el valor de la materia prima natural y ecológica al restaurante, abierto a todo el público y basado en la calidad de los productos autóctonos y de proximidad.

El hotel tiene 1.200 metros cuadrados construidos en un terreno de una hectárea. Todo el revestimiento del hotel está realizado con materiales de Porcelanosa. Utiliza energía renovable, aerotermia, y su eficiencia energética es del 100% mediante luces led. Además, el agua de riego proviene de aguas pluviales.

Uno de los aspectos que resultan más agradables de las residencias rurales es esa dualidad vida exterior-vida interior. Disfrutar del aire libre estando en casa, es un lujo. En el exterior, más allá de la tranquilidad que se respira en el medio natural, nos invade el espectáculo visual de la naturaleza que se transforma día a día y estación tras estación, esos instantes de vida contemplativa que resultan tan placenteros alejados del estrés de las ciudades, del ruido y de las prisas.

Dentro, la casa, se convierte en un lugar acogedor, una fuente de hospitalidad para todo aquel que visita este hotel, creando atmósferas de serenidad y calidez, abiertas a la contemplación ó a la comunicación, donde reunirnos con la familia y los amigos, compartiendo mesa y vivencias, donde sentirse cómodo y  que los huéspedes se sientan como en casa, pero sin las preocupaciones de la misma, ya que los propietarios pone todo su cuidado y su cariño y construyendo su lugar en el mundo, y un hogar.

Magnífico restaurante dirigido por Toni Polca que ofrece excelentes platos basados en los productos de la propia finca. Su acogedor comedor es el lugar ideal para degustar un delicioso desayuno, saborear platos muy especiales y descubrir géneros de máxima calidad en un marco inigualable… o una cena bajo las estrellas. Del restaurante hablaremos muy pronto en otro artículo.

En resumen: ha nacido una estrella dentro de la hostelería oscense que no hay que perderse de visitar.

www.hotelvinasdelarrede.es

Fotos: Eduardo Bueso y Hotel Viñas de Lárrede

“DESDE PARÍS”: EN EL BAR DE AMÉLIE

02 Mar 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Restaurantes, Viajes

Amélie, una de las películas francesas más taquilleras de la historia, conocida en francés como Le fabuleux destin de Amélie Poulain, es también una de mis películas favoritas. Si en alguna ocasión la han visto, sabrán que su trama se desarrolla en París, principalmente en el Café des Deux Moulins, donde trabaja la protagonista.

En uno de mis viajes a la capital francesa, quise saber si realmente existía ese lugar o era un escenario más como puede suceder en cualquier otro film. Y cuál fue mi sorpresa, cuando paseando por el fascinante barrio de Montmartre me tropecé con él. Contemplé la entrada y sin duda alguna era el bar de Amélie. Por un momento me sentí como ella cuando encuentra un pequeño tesoro, con una mezcla entre realidad y ficción. Al entrar pude constatar dos cosas: que la distribución de las mesas era diferente, y que tampoco estaba el estanco en el que la hipocondríaca Georgette vendía tabaco y lotería. Sin embargo, la barra y la esencia del local seguía siendo la misma, trasladándonos a la película como si fuéramos un personaje más. En su interior se puede encontrar un gran póster del film dedicado por la protagonista, Audrey Tautou. Además, podemos sentarnos al lado del gnomo viajero del padre de Amélie, que nos observa desde el alféizar de una ventana, como si después de tanto viajar hubiese encontrado su lugar en el mundo, dejando atrás su jardín.

La carta del local muestra una gran variedad de ofertas, entre postres dulces y platos salados, cafés de diferentes partes del mundo, tés, cócteles y su famoso “pastis”, el anís francés por excelencia. La palabra “pastis” proviene del occitano y significa “pasta o mezcla”, lo que probablemente sea debido a que para su formulación se utilizan diferentes tipos de anís y otras plantas.

En esta ocasión, me decanto por los dulces, concretamente por un coulant de caramelo y chocolate con una bola de helado de vainilla. Lo mejor de este postre es disfrutar de su variedad de texturas, el bizcocho caliente con la mezcla interior líquida y el helado de vainilla, provoca en el paladar un irresistible contraste frío-caliente. La historia del coulant de chocolate se remonta a 1980, cuando lo creó el conocido chef francés Michel Bras, con tanto éxito que incluso ha llegado a patentarlo.

Para finalizar, una última curiosidad: el nombre “Les Deux Moulins” está dedicado al Moulin de la Galette y al famoso Moulin Rouge, situados muy próximos uno del otro.

Texto: Ana Coscujuela Vigo

Foto: Eduardo Bueso

DECANTER OTORGA 90 PUNTOS A ELYSSIA GRAN CUVÉE

21 Dic 2015 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Viajes

Elyssia Gran Cuvée www

La prestigiosa revista Decanter ha otorgado 90 puntos a Elyssia Gran Cuvée de Freixenet, concediéndole la valoración de “Muy recomendable”.  Christelle Guibert, directora internacional de catas de esta reconocida publicación británica, incluye a Elyssia en su lista de vinos especiales y de prestigio.

Con esta alta puntuación se ha premiado la calidad del producto fruto de la imaginación del histórico enólogo de Freixenet, Josep Buján. Elyssia Gran Cuvée forma parte de los Cuvées de Prestige, que nacen con la finalidad de crear una exclusiva gama de cavas con variedades semi‐olvidadas de nuestra zona como la Trepat, la Monastrell, la Malvasía, las foráneas Pinot y Chardonnay y las clásicas del Penedès Macabeo, Xarel·lo y Parellada.

La gama Elyssia de Freixenet nace con la añada 1997. Cava moderno que conjuga el mítico Chardonnay con las variedades típicas del cava, fresco, universal y goloso. Un cava para los amantes del Chardonnay con un coupage realmente interesante que contiene también un pequeño porcentaje de vino de Pinot Noir elaborado como “blanc de noirs”.

Este reconocimiento se une otros que Elyssia Gran Cuvée ha recibido en los últimos años, como las medallas de oro en The Champagne & Sparkling Wine World Championships 2014, celebrado en Bristol (Reino Unido) y en XI Concurso Internacional Bacchus 2013, que tuvo lugar en Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies