Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

FROM GOWER (SUR DE GALES)

08 Abr 2017 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Cultura, Viajes

Por Ana Coscujuela Vigo

Esta vez visitaremos la Península de Gower, situada en el Sur de Gales. Gower fue el primer territorio del Reino Unido designado como área de belleza natural destacada (Area of Outstanding Natural Beauty) en 1956. Los acantilados rocosos y las inmensas playas de arena se intercalan en toda la costa. Esta se puede descubrir recorriendo parte del “sendero de la costa de Gales” que rodea todo el litoral (unos 1.400 km), convirtiéndose en el primer país del mundo que dispone de este tipo de travesía.

Entre sus playas destaca Rhossili beach como la mejor del Reino Unido y una de las 10 mejores del mundo. Es muy famosa entre los surfistas, deporte que hemos comprobado “in situ” que practican durante todo el año, a pesar de la fría temperatura del agua. Varado en la arena se encuentran los restos del Helvetia, un barco noruego cargado de madera, que naufragó en 1887. Pero no es el único… entre los acantilados se pueden encontrar otros navíos que sucumbieron a la furia del mar.

D

Aquí haremos nuestra primera excursión al “Worm’s head” o cabeza de gusano, aunque no sabemos si exactamente se refieren a gusano o a dragón, ya que antiguamente era la palabra que se utilizaba para designar a estos últimos. Lo primero que hace falta es un buen calzado para caminar entre las rocas… ¡ah! Y lo más importante, mirar la información sobre las mareas, debido a que cuando ésta sube, la “cabeza de gusano” se convierte en una isla. También hay que tener en cuenta la época de anidamiento de aves y, si no podemos pasar (como diría Gandalf), desde los acantilados podemos contemplar multitud de focas flotando en el agua o “tomando el sol”.

Otra de nuestras aficiones es adentrarnos en la historia a través de los castillos. Hasta seis fortalezas se alzan en la península, unas mejor conservadas que otras, pero todas abiertas al público. Aprovecho para contar una curiosidad que nos relató el guía en Weobley, castillo que da a unas marismas en las que pastan pequeños caballos salvajes. Pues bien, cuenta la leyenda que estos animales son descendientes de los que conseguían escapar de las minas. Antaño las caballerías vivían encerradas en el interior de estos laberintos subterráneos y cuando se les permitía salir a campo abierto, algunos huían y nunca más regresaban a su tumba en vida.

En cuanto a la gastronomía vamos a probar una receta tradicional galesa, el “laverbread”, una especie de puré hecho de algas. Estas se arrancan de las rocas, se enjaguan para quitar la arena y se cuecen durante varias horas. Cuando se ha formado una pasta verde oscura, se pican y se sirven como acompañamiento o en el desayuno. La verdad es que me resulta complicado describir su sabor y textura… así que mejor, venid y probadlas.

Y antes de despedirnos, en el interior de Gower visitaremos la “Arthur Stone” (Maen Ceti, en galés), uno de los ocho menhires de la edad de bronce que todavía se conservan en la zona. Llegados a este punto tengo que hacer una mención especial a las carreteras. Si no estáis acostumbrados a conducir por la izquierda, siempre podemos añadir un poquito más de emoción estrechando las vías e incorporando al azar ovejas, vacas y caballos. Pero no os preocupéis, porque las carreteras disponen de apartaderos y los conductores son muy respetuosos.

Fotos: Ana Coscujuela & Néstor Moreno

FROM SNOWDONIA (GALES)

17 Ene 2017 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Hoteles, Restaurantes, Viajes

¿Snowdonia? Si os preguntáis dónde está y queréis descubrirlo, acompañadnos en este viaje exprés por el norte de Gales especialmente recomendado para los amantes de la naturaleza y de las carreteras estrechas. Su nombre proviene de Snowdon, la montaña más alta de Gales con 1.085 m. Como curiosidad, el neozelandés Edmund Hillary se entrenó aquí antes de ser el primer hombre en ascender el Everest. Emulando sus pasos, nuestro principal objetivo era ascender a la cumbre si las condiciones meteorológicas del mes de diciembre lo permitían. La cima nos recibía con nieve y viento helador, pero nos recompensó con una panorámica de 360 grados. Lagos y montañas entre nubes y rayos de sol y al fondo el mar hicieron que dejar de sentir los apéndices articulados que sujetaban la cámara de fotos, mereciera la pena… Por cierto, también es posible acceder hasta aquí con un tren que sigue una ruta centenaria.

Al llegar al coche y ojear el mapa nos dimos cuenta que a menos de 25 km tenemos un singular pueblo, “Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch” con el topónimo más largo de Reino Unido y el tercero más largo del mundo. Significa “Iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilio cerca de la gruta roja”, pero todavía no hemos descubierto cuál es el gentilicio de sus vecinos. De vuelta a Bala, nos alojamos en un pintoresco hotel del siglo XVIII llamado White Lion Royal Hotel donde degustamos cerveza y sidra de la zona.

A la mañana siguiente repusimos fuerzas con el típico “Welsh breakfast” similar al “English”, con sus huevos a elegir entre fritos, escalfados o revueltos, sus judías, champiñones, salchichas, pastel de patatas frito, morcilla negra, etc. pero compuesto por productos locales.

En Llanrwst pasamos por el famoso puente “Pont Fawr” que comunica las orillas del río Conwy y forma parte del fotografiado escenario junto con la casa de té, especialmente característica cuando en otoño la hiedra se tiñe de rojo.

En la desembocadura del río está la ciudad que le da nombre, Conwy, con su imponente castillo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Por las murallas que rodean la ciudad se puede pasear y disfrutar de las vistas. Estas fueron levantadas a finales del siglo XIII por orden del rey inglés Eduardo I, que fortificó toda Gales conforme la iba conquistando. Además, en esta localidad nos encontramos con la casa más pequeña de Gran Bretaña (1,8 m de ancho x 2,4 m de profundidad x 3 m de alto). Aunque parezca mentira, la vivienda estuvo habitada hasta el año 1900, cuando el pescador Robert Jones, que medía 1,92 m y apenas podía ponerse de pie dentro de ella, fue obligado a dejarla por ser declarada inhabitable. Y como Gales da para mucho… prometemos más en otro artículo.

Texto de Ana Coscujuela (especialmente escrito para Lugares con Estrella).

Fotos: Ana Coscujuela y Néstor Moreno

PROPUESTAS GASTONÓMICAS EN TORNO A LA GARNACHA DEL RESTAURANTE RODI DE FUENDEJALÓN

18 Oct 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Eventos, Gastronomía, Restaurantes, Viajes, Vinos

Para la familia Rodríguez (propietaria del restaurante Rodi de Fuendejalón, provincia de Zaragoza), de larga tradición viticultora, la garnacha es “una forma de vida”. Blanca y Mari, sus dos propietarias,  sólo utilizan para sus platos productos frescos y de temporada porque, para ellas, el sabor es “fundamental”, lo demás, indican, es “un añadido”. El mimo, el tiempo, la garnacha y los productos de calidad 100%, son las claves del éxito su cocina.

Las hermanas Rodríguez han presentado a la prensa especializada, sus nuevas propuestas gastronómicas, donde la protagonista es, sin duda, la garnacha del Campo de Borja. Al acto han asistido también el presidente de la Ruta de la Garnacha, Pedro José Aznar, y el enólogo de Bodegas Aragonesas, Javier Vela.

La jornada comenzó en la en la bodega familiar de las hermanas Rodríguez, excavada en los cabezos de Fuendejalón (Zaragoza) donde se ha podido degustar una tapa de foie con sal de garnacha armonizada con moscatel añejo y una crema de ajo negro. Tras la visita a esta singular bodega subterránea, que data de 1879 y que se enmarca como actividad dentro de la Ruta de la Garnacha, hemos podido conocer de cerca la auténtica Cocina de la Garnacha de Rodi.

La comida ha constado de tres aperitivos, un pescado, una carne y un postre. En su mayoría elaborados con garnacha del Campo de Borja: Ahumados al sarmiento de garnacha, Migas caseras con garnacha, Nido de codornices escabechadas y reducción de garnacha. A continuación se degustaron, Bacalao a la baturra al estilo Bardají y Carrilleras de cebón al vino de garnacha, finalizando con los postres:Caña de Fuendejalón, Bombón de orujo casero y Granizado de garnacha. Se acompañó este almuerzo con vinos de Bodegas Aragonesas: (Rosado Centifolia garnacha, Coto de Hayas chardonnay y Fagus garnacha) 

La cocina del Restaurante Rodi siempre ha girado en torno a la garnacha y sus dos propietarias, Blanca y Mari Rodríguez, han sabido aprovechar el potencial de esta uva y han lanzado al mercado dos productos, que están siendo todo un éxito: la Sal de Garnacha y los Garnachicos.

A punto de cumplir dos años desde su lanzamiento, la Sal de Garnacha Rodi, creada por esta innovadora empresa familiar, se ha convertido en un éxito. Dentro de España, esta sal, producida con las mejores materias primas y garnacha 100%, ya se comercializa en Aragón, País Vasco, Navarra, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, Cataluña, Asturias y también ha dado el  salto a la gran distribución para la alimentación gourmet. La Sal de Garnacha Rodi, elaborada con delicados pétalos de sal de manantial y fusionados con la elegancia del vino de garnachas centenarias del Campo de Borja, es un producto con personalidad, intenso aroma y fina textura, que combina a la perfección con la cocina de ayer y de hoy.

Los Garnachicos de Fuendejalón es el único mazapán del mercado elaborado con vino de garnacha 100% y están a punto de cumplir un año en el mercado. Son deliciosos y finos mazapanes de vino de garnacha centenaria, con un toque de sal, elaborados de forma artesanal y producidos con las mejores materias primas. Este pequeño capricho, que se presenta a granel o en formato de 120 gramos, se comercializa en establecimientos especializados de la capital aragonesa y del resto de España. Los Garnachicos, que tienen un 40% menos de azúcar que los mazapanes convencionales, están elaborados con azúcar, almendra, sal y vino de garnacha centenaria, y se pueden disfrutar en tres versiones: clásicos, glaseados y de chocolate.

Fotos: Agencia Almozara, Marta Tornos Comunicación, E. C. y Eduardo Bueso

OFERTA ENOTURÍSTICA Y NUEVA WEB DE BODEGA ENATE

25 Sep 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Eventos, Gastronomía, Viajes, Vinos

Excelente vino, buena comida y bonito paisaje. Esos tres elementos se conjugan en la nueva oferta enoturística que Bodega Enate ha puesto en marcha y que incluye una visita a sus viñedos ubicados en el valle del Cinca, en el término municipal de Enate, que da nombre a los vinos que elabora la empresa del Somontano.

El periplo por los viñedos de esta bodega incluye un refrigerio en el merendero de Enate, que el pasado jueves se presentó a los medios de comunicación. El merendero se ha modernizado recientemente para dar perfecto servicio a los grupos de turistas que vayan a disfrutar de un día en esta parte de la D. O. Somontano, con unas preciosas vistas al valle del Cinca y a la sierra de la Carrodilla. En estas partidas, Enate plantó sus primeros viñedos hace ya 25 años y en estos momentos se está llevando a cabo una reestructuración de parcelas, arrancando variedades tintas para plantar variedades blancas, como chardonnay, gewürztraminer y sauvignon blanc, ya que en esta parte de la denominación, se detecta un microclima que le va muy bien a las uvas blancas, según puso de manifiesto Jesús Sesé, responsable de viticultura de Enate.

Artajona aprovechó la ocasión para presentar algunos de los vinos de la nueva añada, cuyas uvas fueron cosechadas hace pocas fechas y que acaban de terminar la fermentación en depósitos. Concretamente degustamos el Enate Chardonnay 234, el Gewürztraminer y el Rosado Cabernet Sauvignon. Según explicó el enólogo de la bodega, Jesús Artajona, los vinos presentan una gran acidez, lo que aparejado al grado alcohólico propiciado por la sequía de las últimas semanas, posibilitarán vinos con sustancia y proyección en el tiempo.

A partir de ahora, Enate ofrece hasta seis tipos distintos de visitas para conocer sus instalaciones y viñedos. Esta visita al viñedo con comida y degustación de vinos en el merendero se ofrece al precio de 50 euros por persona.

En este mismo acto, la directora de Marketing de Enate, Marta Serrano presentó la nueva página web de la bodega, www.enate.es, que  “pretende convertirse en la tarjeta de presentación de Enate, tanto en  el mercado nacional como en los más de 40 países en los que la bodega tiene presencia comercial. Fruto de esta vocación internacional, sus contenidos estarán disponibles próximamente en inglés, francés, alemán y chino”.

El nuevo diseño de la web mantiene como hilo conductor el inescindible maridaje de Enate con el arte, esencia de su carácter y seña de identidad de la empresa a lo largo de toda su existencia, algo que se refleja en cada una de sus etiquetas. Su nuevo diseño permite un uso más intuitivo y directo de los contenidos multimedia existentes, y está especialmente pensada para su  utilización en dispositivos móviles.

Fotografías: Eduardo Bueso

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies