Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

CARE NOUVEAU 2018

16 Nov 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Eventos, Sin categoría, Vinos

Care Nouveau 2018. (Foto Agencia Almozara)

Ha tenido lugar la presentación de la nueva añada de Care Nouveau, un vino joven, fresco y fragante de Bodegas Care.

Recién salido de la bodega, Care Nouveau 2018 es un vino elaborado a partir de uvas garnacha y tempranillo. Se trata de un vino de intenso color cereza con reflejos violetas y con atractiva apariencia. A la nariz es muy aromático y en boca resulta agradable y con aromas de frutas rojas.

Como cada año, la bodega renueva la identidad gráfica de su etiqueta para mostrar el talento de los jóvenes diseñadores aragoneses. Por ello se convocó el concurso “Ponle cara a la fiesta del vino” de donde ha salido el diseño gráfico de la etiqueta de Care Nouveau 2018.

La nueva etiqueta de ha sido realizada por el diseñador David García Trasobares. Durante la presentación, se entregaron los tres premios del concurso “Ponle cara a la fiesta del vino”.

El acto se celebró en el patio del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón con la presencia de Nacho Lázaro, propietario de la bodega y Juan Carlos Benito, responsable comercial de Care, acompañados de amigos y los diseñadores participantes en el concurso.

Fotos: Agencia Almozara y Eduardo Bueso

Nacho Lázaro, propietario de la bodega, en una imagen de archivo. Foto: Eduardo Bueso (copyright)

REYES DE ARAGÓN PRESENTA EN SIJENA SU NUEVA LÍNEA DE CAVAS

15 Nov 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Eventos, Gastronomía, Restaurantes, Vinos

César Langa (izquierda) entrega una placa conmemorativa a Alfonso Salillas (alcalde de Villanueva de Sijena), con motivo de la venta de la botella de cava número 155.000 con chapa “Monasterio de Sijena”. (Foto: E. B.)

Bodegas Langa ha presentado, bajo los muros del Monasterio Santa María de Sijena, la renovada línea de cavas de alta gama Reyes de Aragón con tres nuevas incorporaciones a esta galardonada serie: el Gran Reserva, Reserva y el Ice Reina Petronila. Estas piedras, panteón real de la Corona de Aragón, han sido el lugar elegido para manifestar toda una declaración de intenciones: seguir escalando posiciones hasta alcanzar el trono y convertirse en el referente a presidir las mesas españolas esta Navidad.

César Langa presenta los cavas bajo la presencia del alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas. (Foto: E. B.)

Con presencia del alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, el director técnico de la bodega, César Langa ha descubierto la vitrina que guardaba las “joyas de la corona”. Por un lado, un Gran Reserva Brut Nature, con una crianza de 3 meses en barrica y una posterior en botellas de más de 40 meses. También un Reserva Brut Nature, madurado en barrica y con una crianza más corta sobre lías. Finalmente, el Ice Reina Petronila, un nuevo cava 95% Macabeo y 5% Chardonnay, con aromas de pera madura, frutas tropicales y flores. Unos deliciosos espumosos que surgen de viñedos extremos a elevada actitud, 700-1.000 metros, con suelos minerales de pizarras y una climatología singular de grandes diferenciales térmicos y escasa pluviometría; todo ello peculiaridades propias de esta zona viticultora.

Línea de cavas de alta gama Reyes de Aragón- Al fondo los muros exteriores del Monasterio de Santa María de Sijena (Huesca). (Foto: E. B.)

Este cava se une a los ya consagrados El Monje Brut Nature y El Casto Brut Reserva. Y es que, la sólida trayectoria de esta colección de cavas continúa escalando posiciones para alcanzar el trono, tal como lo demuestran los triunfos cosechados año tras año y que lo sitúan como el cava más premiado de Aragón.

César Langa explica las características de sus cavas durante el almuerzo de presentación a la prensa gastronómica, en el restaurante La Bodega de Villanueva de Sijena. (Foto: E. B.)

Bodegas Langa, ubicada en el entorno de Marivella, en la comarca zaragozana de Calatayud, es la principal productora de cava de Aragón, gracias a las 200 hectáreas de viñedos propios y controlados de las que brotan las variedades de Chardonnay y Macabeo con las que elaboran sus cavas.

Con más de 150 años de historia y casi 50 elaborando cava, hoy la quinta generación familiar de Bodegas Langa, con los hermanos Juan y César Langa a la cabeza, produce medio millón de botellas de espumosos al año, y otras tantas de vino, de las cuales su mayoría parten hacia el extranjero. Próximamente inaugurarán una nueva nave de 1.500 metros cuadrados más a añadir a sus actuales instalaciones, espacio destinado a una nueva línea de envasado y aumentar un 30% su capacidad de almacenaje, con el fin de superar su millón de producción al año.

Bodegón navideño. (Foto: E. B.)

La presentación de esta nueva colección de cavas ha elegido las piedras del solemne y descomunal monasterio de Santa María de Sijena por su regio pasado, ya que fue tumba de importantes Reyes de Aragón como Pedro II el Católico, Doña Sancha y sus hijos, entre otros; además de Archivo de la Corona de Aragón.

Copa de cava Reyes de Aragón “ICE”. (Foto: E. B.)

Sin embargo, hoy sus piedras son más conocidas por el litigio de obras de arte sacro iniciado en 1996 entre este monasterio y el Museo de Lérida. Por eso hoy, justo cuando se cumple un año de la devolución de parte de los bienes, Bodegas Langa ha querido celebrar este momento histórico y también agradecer a Ildefonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena, que brindase con su cava aquel día, poniendo en valor la excelente salud de los cavas aragoneses.

Por esta razón, a la finalización del acto, César Langa ha querido hacer un guiño a este gesto y ha entregado una placa conmemorativa al edil, con motivo de la venta de la botella de cava número 155.000 con chapa “Monasterio de Sijena”. 

Fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Cuarta y quinta generación: Juan José Langa y su hijo César. (Foto: E. B.)

OLLA JACETANA

13 Nov 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Eventos, Gastronomía, Restaurantes, Vinos

Plato de cerámica de la Olla Jacetana realizado exclusivamente para servir este guiso. (Foto: E. B.)

Ayer lunes se presentó en el restaurante “La Cocina Casa de Comidas” de la ciudad de Jaca (Pirineo Aragonés) un plato que pretende ser referencia gastronómica del país y al mismo tiempo pueda servir de vínculo entre los restaurantes de los valles cercanos a esta preciosa villa del Alto Aragón. 

La presentación ha corrido a cargo de Javier García Antón, director del Diario del Alto Aragón, Pepe Pérez Chaparro, propietario de La Cocina Casa de Comidas, José Miguel Castejón, diseñador y realizador de cerámica y Fran Ponce, propietario del restaurante La Cadiera de Jaca. Por razones de trabajo, Josan Piedrafita (restaurante Lilium), coartífice de este proyecto no pudo acudir.

Rueda de prensa celebrada ayer por la mañana en “La Cocina Casa de Comidas” en Jaca (Huesca).  De izquierda a derecha: José Miguel Castejón, Fran Ponce, Pepe Pérez  y Javier García Antón. (Foto: E. B.)

La idea surgió el pasado año, por la inquietud de varios hosteleros jacetanos, con la ayuda de Acomseja (Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania).

El plato se denominará Olla Jacetana y tendrá tres elementos principales: boliches (alubias autóctonas), costilla de cerdo y verdura. Estos ingredientes serán comunes en todas las Ollas de los distintos restaurantes, para que, posteriormente, cada cocinero complete el plato según su gusto o filosofía. De esta manera dentro de un mismo formato cada Olla será distinta.

Vajilla en diferentes formatos y cazos realizados de madera de boj, junto a dos preparaciones muy diferentes de la Olla Jacetana: la del plato de la izquierda fue realizada por “La Cocina Casa de Comidas” y la del plato de la derecha por La Cadiera de Jaca. (Foto: E. B.)

Dicho formato será otorgado por los tres ingredientes obligatorios, y la vajilla donde se sirva. Para ello, se ha diseñado un plato y una sopera (olla). Tanto el diseño como su elaboración artesanal han sido realizados por Miguel Castejón, alfarero de dicha comarca y residente en el cercano pueblo de Santa Cruz de la Serós.

Los motivos que aparecen dibujados en el mismo son, el ajedrezado jaqués, como muestra del patrimonio cultural, una exafolia, como símbolo de la mitología pirenaica y el nombre de Olla Jacetana para su ubicación en el territorio. El color será azul sobre fondo blanco, en referencia a la vajilla que existía en el Monasterio de San Juan de la Peña. Acomseja (sin ánimo de lucro) se encargará de la distribución del material (platos y soperas).

Los colores de la vajilla  rememoran a la que existía en el Monasterio de San Juan de la Peña. (Foto: E. B.)

Foto realizada ayer del cartel de entrada del restaurante “La Cocina Casa de Comidas”. (Foto: E. B.)

El objetivo es intentar que cada Olla tenga productos del país (kilómetro 0). Para ello será necesario que cada restaurante se provea de sus propios hortelanos, y por qué no, potenciar una variedad o más de boliche autóctono, según pueblos, terrenos y aguas.

Ermita de Santa María de Iguácel. Un lugar para visitar cerca de Jaca. Actualmente se halla en obras de conservación. Foto: E. B.)

Para llegar a la ermita de Santa María de Iguácel, ayer tuvimos que vadear el río. (Foto: E. B.)

También se creará una publicidad donde aparezca el plano de la comarca con la ubicación de los restaurantes donde se sirve la olla, y tengan opciones de excursiones gastronómicas, es decir, se podrá planificar cualquier actividad, deporte o visita y finalizar degustando la Olla Jaquesa.

Ermita de San Adrián de Sásebe, también muy cerca de Jaca. Lugar telúrico y una de las primeros signos del románico en España. Edificada en el año 1040 (Siglo IX). (Foto: E. B.)

Asimismo hará su presencia mediante degustaciones en ferias y festivales de la comarca de Jaca, y completar la oferta gastronómica de la Comarca, dotándola de más personalidad, mayor compromiso con sus productos y crear una imagen de unión y futuro.

Actualmente ya existe una lista de los restaurantes que se han comprometido para realizar este guiso y ofrecerlo todos los días a sus clientes. Suman un total de 40, aunque se espera que próximamente sean muchos más los establecimientos adheridos.

Texto y fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Paisaje otoñal del solitario Valle de Garcipollera, cerca de la Ermita de Santa María de Iguácel. (Foto: E. B.)

RESTAURANTES:

Jaca: La Cadiera, La Cocina Casa de Comidas, Lilium, La Fragua, Biarritz, El Portón, Cobarcho, Jaqués, Varela, Casa Martín, Las Tres Ranas, Candanchú Universal, Serrablo.

Hecho: Canteré, Gaby – Casa Blasquico, Borda Bisaltico.

Ansó: O Cubilar, Kimboa.

Siresa: Castillo D´Acher.

Canfranc: Universo, La Brasa, Ara, L´Anglassé. 

Villanúa: La Estrella, Casa José, Monte Lierde.

Castiello: El Mesón, Casa Pío. 

Borau: El Lubierre.

Villanovilla: Albergue Villanovilla.

Larués: El Molino de Larués.

Santa Cruz de la Serós: Restaurante Santa Cruz.

La Catedral de San Pedro de Jaca, ayer por la mañana estaba semivacía, por lo que aún impresionaba más su inmensidad. (Foto: E. B.)

EL COCINERO EXIGENTE: DUCASSE – ARZAK – SUBIJANA

10 Nov 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Gastronomía, Restaurantes, Viajes, Vinos

Elena y Juan Mari Arzak en su restaurante del Alto de Miracruz de San Sebastián. (Foto: Eduardo Bueso)

Desde San Sebastián

Por Mikel Corcuera

Premio Nacional de Gastronomía

Cuando se habla -hasta el aburrimiento- de la cocina tecnoemocional y de las novísimas técnicas que emplea la culinaria mas rompedora y futurista, muchas veces se hace tabla rasa de valores esenciales de lo que es una cocina con mayúsculas. Que no tiene otra clave para el restaurante que la practica, que el mantenimiento de la calidad  (sobre todo una calidad media constante de las materias primas).

Han pasado unos cuantos añitos, cuando con motivo de su presentación en el Certamen de Alta Cocina de Vitoria el rutilante chef francés Alain Ducasse contestaba a distintas preguntas dentro de un programa radiofónico. Alguien de los contertulios le instó a que pusiera un apellido a su perfeccionista culinaria y a modo de test le sugería en la propia pregunta posibles respuestas: ¿Cocina de los sentidos? ¿Del rusticismo lujoso? ¿De plenitud  mediterránea? y otras lindezas por el estilo. El astro francés sin pestañear contestó lacónicamente: “La cuisine des fournisseurs”, es decir la cocina de los proveedores. Poco antes él mismo se había paseado por la pescadería del mercado donostiarra de la Bretxa y extasiado ante ese espectacular escaparate,  no sólo sus “olalás” resonaron por los cuatro costados, sino que decidió adquirir allí mismo todo el pescado para la cena que ofrecería al día siguiente  en la capital alavesa.

Alain Ducasse y Eduardo Bueso en Madrid Fusión hace varios años. (Foto: E. C.)

El propio Arzak nos lo expresaba hace ya un tiempo como vivencia personal, de forma más directa y sencilla: “Recuerdo como si fuera hoy y aún siendo un niño, que cuando llegaba el pescado al restaurante, mi madre lo revisaba y si en alguna ocasión, había alguna merluza que no le hacía “tilín”, llamaba inmediatamente al propietario de la pescadería y con voz suave, pero firme le recriminaba: “Entre las merluzas hay dos que no son de las que a mí me gustan”. Y sin dejarle responder, colgaba el teléfono. A los pocos minutos dos tersas y plateadas merluzas sustituían a las menos agraciadas”. Esta exigencia define a un cocinero.

Pedro Subijana (Akelarre, San Sebastián) acude personalmente al mercado donostiarra de San Martín para adquirir lo mejor de lo mejor.

Producto, producto y… producto. Esa es la clave.

Texto: Mikel Corcuera. Fotos: E. C. y Eduardo Bueso. Texto y fotos: copyright

Histórica foto de Pedro Subijana oficiando en el Aula de Gastronomía del año 2004 celebrada en el Gran Hotel de Zaragoza. (Foto: Eduardo Bueso)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies