Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

Publicaciones etiquetadas ‘antigüedades’

POSTALES ANTIGUAS (Y FOTOS MODERNAS) DEL HÔTEL DU PALAIS DE BIARRITZ

27 Ene 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Hoteles, Viajes

Postal: 1900 – Foto: 2012

Tempus fugit, el tiempo huye, el tiempo se escapa, el tiempo vuela. En algunos relojes antiguos esta locución en latín preside el péndulo o luce en la esfera, recordándonos que la vida pasa.

Sin embargo, esta frase no tiene por qué ser dramática. Hay determinados vinos (por ejemplo), o incluso personas (según dicen), a quienes el paso del tiempo les mejora. Este es el caso del Hôtel du Palais de Biarritz.

Postal: 1918 – Foto: 2007

Los años transcurren sin freno. Si hacemos historia y nos remontamos a mediados del siglo XIX, Biarritz no era más que un pequeño puerto pesquero situado a orillas del Atlántico y que apenas contaba con tres mil habitantes. Allí veraneaba desde 1835 la condesa de Montijo con su hija Eugenia. En 1852 ésta conoce en París al príncipe Napoleón III, contrayendo matrimonio al año siguiente. Eugenia de Montijo, ya nombrada emperatriz, convence a su esposo para que visite su villa predilecta para veranear. Tanto le gustó Biarritz, que decidió regalar a su joven consorte un palacio. Es construido en tan sólo diez meses en un acantilado sobre el mar, cerca del faro.

Siglo y medio después, este auténtico palacio convertido en hotel, brilla con más intensidad en el firmamento de los establecimientos hoteleros del mundo.

Postal: 1907 – Foto: 2017

Hemos echado la vista atrás y regresamos para realizar las postales que plasmaron numerosos fotógrafos en el pasado. 

No deja de ser un entretenimiento y a la vez una forma de vivir el pasado, algo que todos podemos hacer con cualquier hotel, de cualquier ciudad, siempre que dispongamos de una postal antigua, fácilmente adquirible en cualquier anticuario o por e.Bay (por ejemplo).

Postal: 1908 – Foto: 2016

Así, los lectores nos darán la razón de que “tempus fugit”… para mejor.

Texto y Fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Postal: 1930 – Foto: 2004

COLECCIONISTAS DE VAJILLAS

11 Ene 2018 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes

Bandeja de cerámica del País Vasco francés. 1880. Adquirida a un anticuario de San Juan de Luz. En los lados figuran las siluetas de dos ballenas, ya que en ese puerto se pescaban esos cetáceos en el siglo XIX

Hace poco les hablé de mi ilusión por coleccionar objetos relacionados con la gastronomía: guías, menús, ceniceros y libros de viajes. En esta ocasión haré mención de las vajillas en general o de hoteles y restaurantes… otra de mis pequeñas locuras, ya que ocupan mucho espacio en casa y… lo que es peor… a veces resultan muy caras. 

Langenthal (Suiza) 1944

Deteniéndome en los libros de historia, reparo en que la vajilla de porcelana no se introdujo en Europa hasta el siglo XVII. Los ingleses tenían la exclusiva de su importación y la materia prima empleada en su elaboración sólo se encontraba entonces en China: el caolín. De esta sustancia mineral fundida con el feldespato a 1.250º se obtenía la porcelana. Con el posterior hallazgo, tanto de la materia prima como de la tecnología, la vajilla se abarató, generalizándose el uso. 

Hôtel Meurice 1960

Al igual que los ceniceros, colecciones muy usuales por la facilidad de traerlos en las maletas, las vajillas (platos, tazas o bandejas) han sido siempre objeto de deseo. A mayor importancia del establecimiento -y más antigüedad-, más se incrementa el valor de la pieza. No es lo mismo un plato actual de la vajilla de alguna cadena hotelera, que una bandeja de Limoges del Hotel Ritz de París fechada a principios del siglo pasado.

Plato que se entregó a los asistentes a la Convención de la Asociación de Hoteles de América, durante un viaje realizado a Europa en el año 1926

Cuando visito una ciudad, los anticuarios me atraen tanto como los museos. A veces se pueden encontrar auténticas gangas con las que disfrutar a nuestro regreso a casa.

Detalle de un plato del Hôtel du Palais de Biarritz de principios del siglo XX

El resultado es variopinto y poco recomendado cuando se reciben visitas, pero no deja de ser cuando menos chocante ofrecer a nuestros invitados unas aceitunas en un platito del Hôtel de París de Montecarlo o unas anchoas en una bandeja del restaurante Maxim´s de los años 30 del ya lejano siglo XX. Puede no resultar chic o fashion (como escribirían en las páginas de moda), pero al menos se le da un toque de originalidad a la velada… y, por qué no, un posible tema de conversación.

Plato fabricado en 1917

Pero como una imagen vale más que cien palabras, les he insertado algunas fotos de piezas de mi colección particular, que por cierto no para de crecer.

Texto y fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Salsera del Sheraton East de Nueva York (1966)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies