BECHAMEL: SALSA MADRE, PERO EL LIO PADRE

Playa de La Concha al atardecer. Foto: Eduardo Bueso

Desde San Sebastián

Por Mikel Corcuera

Premio Nacional de Gastronomía

Es de sobra conocido que la salsa bechamel es la crema básica«salsa madre» de las croquetas y otros numerosos fritos.

Pero sin duda lo más incierto es su origen. Las memorias apócrifas de la marquesa de Créqui, del siglo XIX, le atribuyen la creación de esta salsa a Louis de Béchameil, marqués de Nointel, (1630-1703). Quien ocupó el cargo de mayordomo en la corte de Luis XIV. Era, sin duda, un auténtico gourmet y un caballero de gustos y modales extremadamente refinados. Fue además un financiero importante y, según el pensador y socialista utópico Saint-Simon, «amante de la pintura, de las piedras preciosas, de los bellos edificios, de los jardines y de la buena mesa».  Y es que a Louis de Béchameil también se le ha atribuido (un tanto legendariamente) la invención del “volován” y del “ragout à la financière”.

Posiblemente la salsa en cuestión se trata de una receta antigua, perfeccionada por su cocinero, quien posteriormente se la dedicó a él, como era costumbre en aquella época. Por otra parte su originario nombre Béchameil aparece transformado en Béchamelle en el libro de Vincent de la Chapelle «Le Cuisinier moderne» de 1735, perdiendo la mayúscula a finales del siglo XVIII, por lo que desde entonces la conocemos como béchamell o béchamel.

En la antigua receta no figuraba la leche, pero sí un fondo de jugo de ternera, que hoy ha desaparecido (si no es como mero complemento). Un contemporáneo de Béchameil,  pero bastante mayor que él, el duque d´Escars, hombre corroído por la envidia, hacía este malévolo comentario al respecto de la invención de esta salsa por el marqués: «¡Está feliz, ese pobre Béchameil! Yo he hecho servir lonjas de pechugas de ave a la crema más de veinte años, antes de que él viniese al mundo y, ya veis, nunca he tenido la felicidad de poder dar mi nombre a la más humilde salsa».

De todas formas  de entre las diversas teorías sobre su origen que tiene más consistencia es la que se le adjudica su creación al chef François Pierre de la Varenne (1615-1678) cocinero de Luis XIV y contemporáneo de Béchameil, fundador de la cocina clásica francesa. Escribió el libro Le Cuisinier François en 1651 (obra clave que señala el paso de la cocina medieval de antaño a la alta cocina moderna) y donde indudablemente por primera vez se tiene constancia escrita de esta receta, la cual llevaría el nombre como una lisonja al influyente marqués. Sea como fuere ahí permanece impertérrita esta receta siglos después. Se atribuye a Paul Bocuse una frase que fue todo un símbolo de cómo las ideas reformadoras de la Nouvelle Cuisine no podían desconocer la cocina «de siempre»: «Todo cocinero que se precie debe saber hacer una bechamel, aunque nunca la utilice».

Se puede llevar más lejos la cosa en el terreno práctico. Cuando se inaugura una taberna de corte moderno, o sea, de mucha espuma, foie gras y esferificaciones, «la prueba del nueve» que se suele hacer, por supuesto, de forma discreta y anónima, es la de pedir dos cosas aparentemente bien simplonas e inocentes: un pincho de tortilla de patata y una croqueta (o algún frito que lleve bechamel). Suele haber más llantos que risas. Pues bien, pese a ser una de las salsas más hogareñas que existen, se ha perdido, por el apresuramiento del mundo actual, una de sus condiciones básicas: la paciencia. O sea, mucha muñeca y tiempo. Otra cosa son las elaboradas con modernas gelatinas. Que son, sin duda, cremas fluyentes y maravillosas pero no tienen el toque artesanal bastante más dificultoso de las bechameles tradicionales.

Texto: Mikel Corcuera. Fotos: Eduardo Bueso. Texto y fotos: copyright

Cena en el Hôtel du Palais de Biarritz. Foto: E. B.

Quizás te interese también...

EL “POLLITO CAMPERO” DEL RESTAURANTE LAS TORRES DE HUESCA, MEJOR TAPA DEL FESTIVAL VINO SOMONTANO 2022

“Mejor tapa Aragón Alimentos Nobles” que ha otorgado al “Timbal de paletilla de cordero con demi-glacé de su cocción y frutos rojos” del Grupo GHB …

Seguir leyendo →

EL SONNA HUESCA INICIA SU AGOSTO CON UN APASIONANTE PROGRAMA MULTIDISCIPLINAR

La tercera edición del SoNna Huesca cumplirá su particular ecuador este fin de semana coincidiendo con el inicio del mes de agosto, que adelanta el …

Seguir leyendo →

LAS PINTURAS CON LAS QUE BAYEU DECORÓ LA NAVE DE LA IGLESIA DE LA CARTUJA (SARIÑENA, HUESCA) RECUPERAN SU IDENTIDAD

Recepción pinturas Bayeu en la  Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes (Huesca) Hace poco más de 260 años, un desconocido Manuel Bayeu pasó a …

Seguir leyendo →

FESTIVAL VINO SOMONTANO 202122 ESTE AÑO EL FESTIVAL VALE POR TRES

Llega la edición más esperada de la historia del Festival Vino Somontano. Después de la suspensión de las ediciones 2019 y 2020 a causa de …

Seguir leyendo →

ROZALÉN, TRAVIS BIRDS Y EL PÚBLICO DEL FESTIVAL “PIRINEOS SUR” SE ENTREGAN EN ALMA EN UNA NOCHE PARA EL RECUERDO

Pirineos Sur 2022 – Rozalén Era una de las noches más esperadas de este Pirineos Sur 2022. No era para menos. Rozalén es una de …

Seguir leyendo →

TERNASCO DE ARAGÓN REGALA ESTE VERANO VISITAS GUIADAS PARA OBSERVAR QUEBRANTAHUESOS

Restaurante La Terrazeta (Bielsa): «Lingote de Ternasco a baja temperatura» Con la intención de promocionar los establecimientos hosteleros que de manera habitual ofrecen Ternasco de …

Seguir leyendo →

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies