PROFITEROLES: PEQUEÑOS PERO “MATONES”

Bandeja de pasteles de la confitería Echeto de Jaca (Huesca), en la que nunca faltan los petisús. (Foto: Eduardo Bueso)

Desde San Sebastián

Por Mikel Corcuera

Premio Nacional de Gastronomía

La propuesta de hoy me parece un tanto nostálgica. Cuántas veces he caído en la golosa e irresistible tentación de un postre, que me trae recuerdos de la  infancia. El “profiterol” o “petisú”.

Y es que no había vez que no lo pidiera cuando salíamos a comer siendo un crío. Creo que hasta quería ir a determinados lugares solamente porque sabía que ofrecían estas bolas de masa choux rellenas de helado o  de crema  y cubiertas con chocolate caliente.

Suele atribuirse a Popelini, egregio pastelero de Catalina de Médicis, la invención, (hacia 1540) de la pasta “choux” que en francés quiere decir repollo y seguramente se refería a la semejanza de forma de repollito que adquiere el pastelillo al cocerlo. De hecho, la masa de la pasta choux debe ser mucho más antigua, y es prácticamente idéntica a la masa de los buñuelos tradicionales.

Mostrador de la pastelería La Imperial de Jaca (Huesca), otro de los «templos» de los profiteroles. (Foto: Eduardo Bueso)

Cuando hablamos de profiteroles (más conocidos actualmente como petisús) lo hacemos por tanto de una pequeña bola de pasta choux salada o dulce, cocida y después rellena. Los profiteroles salados se rellenan generalmente con una crema de queso y habitualmente se usaban en la culinaria internacional como guarnición de sopas. Los dulces por su parte se rellenan con crema pastelera, chantilly, nata helada, o confituras diversas… constituyendo el elemento básico del  aparatoso Croquembouche y del Saint Honoré. Si bien cuando tienen forma alargada se les denomina eclairs (relámpagos).

El nombre profiterol deriva de la palabra profit, y significaba en principio “pequeña gratificación”. Pero a partir del siglo XVI, se convirtió en un término exclusivo de cocina. No hay que confundir el término petisú (que como se ha dicho es lo mismo que profiterol) con el de Petit four, que es un término genérico que se aplica a unas preparaciones de pastelería  y de confitería  muy diversas, que sólo tienen en común su reducido tamaño: se comen de un bocado.  Esta expresión data del siglo XVIII, época en que los hornos estaban construidos con albañilería, de modo que la cocción de los artículos pequeños tenía lugar en “pequeño horno” (petit four), es decir, en un horno prácticamente apagado, cuando la cocción de las grandes piezas de horno había terminado y el fuerte calor había descendido.

Texto: Mikel Corcuera. 

Fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Escaparate de «Echeto» situado frente a la catedral de Jaca (Huesca). (Foto: Echeto)

Quizás te interese también...

EL “SONNA HUESCA” SE BAÑA EN EL RÍO CINCA ESTE FIN DE SEMANA

Alcolea de Cinca El SoNna Huesca, que organiza la Diputación Provincial de Huesca supera este fin de semana su ecuador particular y continua con su …

Seguir leyendo →

ENATE ADELANTA UNA SEMANA LA VENDIMIA 2022

Merlot 2022 (Foto: ENATE) ENATE ha comenzado en la madrugada del miércoles, 10 de agosto, la que es su vendimia número 31, y lo hace …

Seguir leyendo →

EL FESTIVAL VINO SOMONTANO REFUERZA SU POSICIÓN COMO UNO DE LOS EVENTOS ENOTURÍSTICOS MÁS IMPORTANTES DE ESPAÑA

El Festival Vino Somontano clausuraba la semana pasada su vigésimo primera edición con la satisfacción de la Denominación de Origen Protegida Somontano, organizadora del certamen, …

Seguir leyendo →

EL “POLLITO CAMPERO” DEL RESTAURANTE LAS TORRES DE HUESCA, MEJOR TAPA DEL FESTIVAL VINO SOMONTANO 2022

“Mejor tapa Aragón Alimentos Nobles” que ha otorgado al “Timbal de paletilla de cordero con demi-glacé de su cocción y frutos rojos” del Grupo GHB …

Seguir leyendo →

EL SONNA HUESCA INICIA SU AGOSTO CON UN APASIONANTE PROGRAMA MULTIDISCIPLINAR

La tercera edición del SoNna Huesca cumplirá su particular ecuador este fin de semana coincidiendo con el inicio del mes de agosto, que adelanta el …

Seguir leyendo →

LAS PINTURAS CON LAS QUE BAYEU DECORÓ LA NAVE DE LA IGLESIA DE LA CARTUJA (SARIÑENA, HUESCA) RECUPERAN SU IDENTIDAD

Recepción pinturas Bayeu en la  Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes (Huesca) Hace poco más de 260 años, un desconocido Manuel Bayeu pasó a …

Seguir leyendo →

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies