Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

PREMIO AL RESTAURANTE CASBAS DE SENEGÜÉ (HUESCA)

05 Oct 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Viajes, Vinos

Momento de la entrega del Premio al restaurante Casbas. En la imagen, de izquierda a derecha: Miguel Caballú, vicepresidente da la Academia Aragonesa de Gastronomía, Ángel González, presidente, Maria Carmen Casbas, Enrique Marcuello (tercera generación del restaurante) y Domingo Buesa, presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza

La Academia Aragonesa de Gastronomía ha otorgado al restaurante Casbas, ubicado en la localidad serrablesa de Senegüé (Huesca), el premio al Mejor establecimiento de comida familiar de Aragón de este año 2019.

«Foto de familia» en la entrada de la iglesia de San Pedro de Lárrede. (Imagen: Alex Dembovich)

Con este premio, «la Academia distingue cada año al negocio de restauración que atesore una dilatada trayectoria de buen hacer y que en sus cartas recoja los productos distintivos y las formas tradicionales de cocinar de la zona en la que se ubican».

Detalle de uno de los laterales de Casa Casbas. (Foto: E. B.)

El restaurante Casbas (antes Casa Casbas), lleva desde 1956, «siendo un referente gastronómico en el Valle de Tena. Mantiene el espíritu de la cocina de hoy y de siempre. Situado a pie de carretera con un amplio parking privado. Sus grandes ventanales de piedra y la conjugación de elementos como el ladrillo, pizarra y madera le confieren un ambiente muy agradable y acogedor».

Entre sus especialidades están algunos platos de la cocina tradicional, como el ‘Ajoarriero de bacalao según receta de nuestra abuela Nati’, que lleva en la carta más de 30 años y que han degustado muchos personajes ilustres que se han sentado a sus mesas, como políticos, deportistas o gentes del espectáculo.

Comedor del restaurante Casbas. (Foto: E. B.)

Hasta el Rey emérito, Juan Carlos I, comió allí varias veces cuando subía a esquiar a Candanchú, según informó ayer el gerente del establecimiento, Enrique Marcuello, miembro de la tercera generación de la familia que ha gestionado el establecimiento.

Mari Carmen Casbas (Foto: Eduardo Bueso)

Fundado por Francisco Casbas, primero fue un estanco – bar, para más tarde reconvertirse en restaurante, cuyos fogones fueron liderados durante mucho tiempo por Mari Carmen Casbas, actualmente ya jubilada, aunque ayer fue la que recibió el diploma y agradeció a la Academia dicho premio. En el año 2000, se convirtió también en hotel, con 15 habitaciones. 

San Pedro de Lárrede (Foto: E. B.)

El evento comenzó visitando los miembros de la Academia Aragonesa de Gastronomía la iglesia de San Pedro de Lárrede.

Momento de la visita a la iglesia de San Pedro de Lárrede. (Foto: E. B.)

Posteriormente, la Casa Isábal (López Isabal), construida en el Siglo XVII; del interior de este magnífico edificio aragonés, no podemos mostrarles fotos, ya que se nos prohibió tomar ninguna imagen, algo que sentimos por nuestros lectores, ya que posee una extraordinaria belleza.

Manuel García Guatas, académico y catedrático emérito de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, se dirige a los académicos en la entrada de la iglesia de San Pedro de Lárrede. (Foto: E. B.)

Más tarde se visitó otra joya del románico: San Juan de Busa, construida en el año 1060.

San Juan de Busa (Foto: E. B.)

El académico Manuel García Guatas, catedrático emérito de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, y Domingo Buesa, presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza oficiaron de cicerones en ambos templos.

Domingo Buesa, presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza, en el momento de entrega del diploma en el restaurante Casbas (Foto: E. B.)

San Juan de Busa (Foto: E. B.)

A continuación se realizó la ceremonia de entrega del premio en las instalaciones del restaurante Casbas, seguida de un almuerzo que consistió en:

Crêpe vegetal con mermelada de tomate y sal «Maldon». Con bombón de foie cubierto de almendras y manzana caramelizada 

Langostinos en tempura con suave salsa de azafrán y arroz meloso del Somontano con verduritas naturales 

Ajoarriero “Casbás” 

Ternera del Pirineo

Por supuesto, no faltó el pan típico de la panadería Javierrelatre de la cercana población de Sabiñánigo. (Foto: E. B.)

De postre se degustaron una torrijas con canela y crema de vainilla

Los vinos que se sirvieron fueron. Viñas del Vero Gewürztraminer 2018 y  Mipanas 2017 (cabernet-sauvignon, merlot y syrah), ambos de la DO Somontano. 

Viñas del Vero Gewürztraminer

Como señaló Marcuello, en Carbas realizan platos con un buen producto, de cercanía y de temporada, con la justa elaboración para dar un servicio rápido y amable, ya que casi todos sus clientes “suben o bajan de la montaña -a esquiar, a coger setas o simplemente a pasar unas horas de asueto- y suelen tener prisa”.

Discurso por parte del presidente, Ángel González. A la izquierda el vicepresidente, Miguel Caballú y a la derecha, Maria Carmen Casbas. (Foto: E. B.)

Por la tarde la comitiva realizó una interesante visita al Museo de dibujo de Larrés.

Fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Otra imagen de los miembros de la Academia Aragonesa de Gastronomía. (Foto: E. B.)

COMER (BIEN) EN SAN SEBASTIÁN (2019)

03 Ago 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Vinos

Imagen realizada el pasado sábado, desde el monte Igueldo. (Foto: Eduardo Bueso)

Los lectores ya saben mis gustos: viajes cortos al norte de España y comer lo mejor posible. La pasada semana gozamos de unos días de relax por tierras guipuzcoanas.

Como estamos en plena canícula y posiblemente estéis de vacaciones, me limitaré a señalar los restaurantes y aquel que tenga interés en alguno en particular puede introducirse en su página web.

El primer día nos alojamos en el Hotel Iriarte Jauregia, muy cerca de Tolosa. Se trata de un palacio del Siglo XVIII restaurando justo hace ahora diez años. Un autentico lujo en medio de uno de los paisajes más bellos y majestuosos del ya muy atractivo País Vasco interior.

Paisaje que se divisa desde la habitación 104 del hotel Iriarte Jauregia. (Foto: E. B.)

Para almorzar, nos dirigimos a Albiztur (a 4 kilómetros del hotel), capital mundial de las alubias de Tolosa. Allí hay tres caseríos que compiten entre sí para ser los mejores.

Restaurante Elane de la villa de Albiztur (Guipúzcoa). (Foto: E. B.)

Este año repetimos en Elane. Posee un pequeño y acogedor comedor, donde nos sirvieron lo típico: ensalada (con tomate y lechuga del propio caserío –un gran lujo-) y las alubias con todos sus sacramentos (berza, morcilla, costilla de cerdo, chorizo y guindillas). El servicio por parte de su propietaria Mari Carmen Dorronsoro, no pudo ser más amable y profesional.

Alubias que degustamos en Elane. (Foto: E. C.)

La cena la realizamos en el propio hotel, concretamente en su restaurante de nombre Bailara, cuya cocina, la dirige el chef mexicano Enrique Fleischmann. 

Restaurante Bailara, del hotel Iriarte Jauregia. (Foto: E. B.)

Fachada del hotel Iriarte Jauregia. (Foto: E. B.)

Por la mañana, tras disfrutar del magnífico desayuno del Iriarte Jauregia, partimos hacia San Sebastián (media hora de ruta).

Zona de frutas del bufet del Iriarte Jauregia. (Foto: E. B.) 

“Nuestro” hotel (habitual) es el NH Colección Aranzazu, situado en el barrio de Ondarreta. Posee varias cualidades que me convencen para repetir: Está ubicado a la entrada de la autovía de Pamplona, por lo que no tengo que cruzar la ciudad, se accede directamente al parking, el check-in lo realizan con rapidez y amabilidad extremas, las habitaciones han sido (muy bien) reformadas recientemente, posee un buen restaurante (se llama Kukuarri) y un amplio y bien montado bar, abierto permanentemente (salvo horas nocturnas).

Confortable habitación (Nº 104) del NH Colección Aranzazu. (Foto: E. B.)

Para almorzar: Asador Rekondo, en la subida a Igueldo (a 5 minutos en taxi). El lugar es de los más atractivos y lujosos de Donosti, por detrás de Arzak y Akelarre, pero con una cocina mucho más tradicional.

Uno de los comedores de Rekondo, el pasado viernes. (Foto: E. B.)

La visita a la bodega (según dicen es la tercera de Europa, no solo en número de botellas sino en su originalidad), es casi obligatoria para el deleite de los amantes del vino.

Una de las múltiples estanterías de la magnífica y excepcional bodega del restaurante Rekondo. (Foto: E. B.)

Delicioso txangurro al horno de Rekondo. (Foto: E. B.)

Cenamos en el restaurante Kapela, también cercano al NH Aranzazu (a un minuto a pié). No esperen platos sofisticados, pero comerán (o cenarán) con productos locales de altísimo nivel, amabilidad a raudales por parte de su propietaria y, algo muy importante, una excelente carta de vinos y cavas (no olvidemos que son distribuidores de bebidas y alimentos para otros restaurantes).

Comedor del restaurante Kapela. Como se aprecia en la foto no es lujoso, pero posee una buena cava de vinos… y se come bien. (Foto: E. B.)

El día siguiente amaneció con una intensa lluvia. Tuvimos que cambiar de planes. Anulamos (y dejamos para septiembre) Aldanondo (ya les contaremos) y nos acercamos a tomar un menú sencillo, pero muy agradable (y económico) en el restaurante Gasteiz (casi frente al hotel).

Asador Portuetxe, situado en el barrio de Igara de San Seastián (Foto: E. B.)

Ya por la noche, con un clima más apacible, acudimos a uno de los asadores imprescindibles (para mí): Portuetxe. Hay que ir en taxi (a poco más de 5 minutos). Allí se puede degustar todo lo mejor de los caseríos: pescados y carnes rojas a la parrilla (situada como Dios manda en el exterior, al aire libre). Y muchas más sugerencias, todas de gran calidad.

Parrilla situada a la derecha de la entrada al restaurante Portuetxe. (Foto: E. B.)

En septiembre volveremos a San Sebastián. Seguiremos informando sobre nuevos descubrimientos gastronómicos.

Texto y fotos: Eduardo Bueso (ambos copyright)

El «Peine del Viento» obra de Chillida, el pasado sábado. (Foto: E. B.)

“BORJA, TARAZONA, VERUELA Y EL MONCAYO”

28 May 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Fotos, Gastronomía, Hoteles, Libros, Restaurantes, Viajes, Vinos

Museo Parroquial de Borja. Foto: Santiago Cabello (Archivo Tintaura S.L.)

La Diputación de Zaragoza ha editado ‘Borja, Tarazona, Veruela y el Moncayo’, una nueva guía turística que ofrece información detallada para realizar un recorrido por esas zonas. La publicación es la última de la colección de guías que la institución provincial ha editado este mandato en torno a sus once rutas turísticas por la provincia.

«Con esta guía concluimos uno de los proyectos más importantes de este mandato en materia de turismo. Se trata de una de las rutas más reconocidas, por eso la hemos dejado para el final. En ella se conjugan lugares con gran riqueza histórica, patrimonial y natural», ha destacado el diputado delegado de Turismo de la DPZ, Bizén Fuster, en la presentación de este nuevo título.

Portada de la guía

La ruta está marcada por parajes naturales como el Moncayo, el río Queiles, el farallón de Los Fayos, la cueva de Caco, y el pozo de los Aines en Grisel. Patrimonialmente, destacan los conjuntos artísticos y arquitectónicos de las dos ciudades de la ruta, Borja y Tarazona. La antigua Bursao cuenta con su fortaleza musulmana, la colegiata de Santa María, las casas Aguilar (sede del Centero de Estudios Borjanos) y de Las Conchas, el convento de Concepcionistas, la casa consistorial y la plaza del Mercado, las iglesias de San Miguel y Santo Domingo o el Santuario de la Misericordia y su Ecce Homo. La antigua Turiaso, sede episcopal, muestra la catedral con su claustro y su cimborrio, la torre de La Magdalena, el palacio Episcopal, con su célebre Salón de Obispos, el palacio de Eguarás, la plaza de toros vieja, la renacentista casa consistorial o la mezquita de Tórtoles.

Además, la ruta permite admirar los castillos y recintos fortificados de Bulbuente, Trasmoz, Añón, Talamantes o Grisel. También las iglesias de Ainzón, Vera, Ambel, Litago, Lituénigo, San Martín, Los Fayos o Torrellas, así como las antiguas casas solariegas en Ainzón o la plaza mayor de Torrellas. Es el monasterio de Veruela, cenobio cisterciense desde el siglo XII, el enclave que condensa un mayor atractivo histórico y un patrimonio singular, con su puerta, iglesia, refectorio, claustro y espacios museísticos (hermanos Bécquer), que son un referente de actividades y que en breve contará con un parador.

La publicación no solamente se centra en lugares para visitar sino que ofrece información adicional para enriquecer el viaje como la relativa a la gastronomía, dominada por el vino de D. O. Campo de Borja y la D. O. Aceite Sierra del Moncayo. Completa esta oferta la micología, que ha hecho de San Martín de la Virgen del Moncayo el centro de referencia para visitar y asistir a jornadas y actividades.

Por la zona dejaron huella personajes célebres como el actor Paco Martínez Soria, cuya figura ha dado origen a un festival de cine especializado en Tarazona, o la también artista Raquel Meller. Ambos tiene un espacio en la publicación, en la que también se informa de recreaciones históricas reconocidas como la Feria de las Brujas y Maldición de Trasmoz, la del Comendador en Añón, la Leyenda de la Mora Encantada de Bulbuente, la Entrada de los Reyes Católicos en Borja y la Coronación del Emperador Carlos V en Tarazona, el Pesaje de los Niños en Lituénigo o la fiesta del Cipotegato en Tarazona.

«La guía trata de hacer ver que tenemos pueblos con un riquísimo patrimonio, y no solo los más conocidos. Todos los pueblos de nuestra provincia tienen atractivo suficiente para merecer una visita y por eso estas guías tienen tan buena acogida», ha resaltado Marisancho Menjón, autora de la publicación junto a Santiago Cabello, quien ha insistido en que la intención de estas guías es «conseguir que los visitantes se interesen por otros puntos con gran atractivo más allá de los monumentos más conocidos». «Hay que buscar más para ver cosas que muchas veces pasan desapercibidas, buscar atractivos que hacen el viaje más placentero y que pueden encontrarse en esta guía», ha añadido Cabello.

La DPZ ha editado 7.000 ejemplares de la publicación, dirigida tanto a los visitantes como a los habitantes de los municipios incluidos en ella. Como en otras ocasiones, se distribuirán en las oficinas de turismo, ayuntamientos y establecimientos hotel y podrá descargarse en formato PDF a través de la web de turismo de la DPZ: http://zaragozaturismo.dpz.es/

Junto a las guías de las once rutas por la provincia, la institución ha realizado fotografías panorámicas en 360 grados de algunos puntos, que ofrecen información adicional y que pueden disfrutarse en la siguiente página web:

http://www.zaragozaprovincia360.es/pt/mapa_rutas/

Monasterio de Veruela. Foto: Santiago Cabello (Archivo Tintaura S. L.)

SEMANA SANTA GASTRONÓMICA CON LA RUTA DEL VINO SOMONTANO

09 Abr 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Eventos, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Vinos

En la foto, de izquierda a derecha: Santos Larroya, Vicepresidente de la Comarca de Somontano de Barbastro; Antonio Cosculluela, Presidente de la Ruta del Vino Somontano; Raquel Latre Latorre, Presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano y Carlos Azcón, miembro de la Junta Coordinadora de Cofradías de la Semana Santa de Barbastro

El presidente de la Ruta del Vino Somontano, Antonio Cosculluela; la presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano, Raquel Latre; el vicepresidente de la Comarca de Somontano, Santos Larroya y Carlos Azcón, miembro de la Junta Coordinadora de Cofradías de la Semana Santa de Barbastro,  han presentado en la Sala de Catas del Consejo Regulador de la D.O. Somontano, las propuestas de la Semana Santa Gastronómica 2019 de la Ruta del Vino Somontano.

Cartel anunciador

En colaboración con la Junta Coordinadora de Cofradías de Semana Santa de Barbastro, como ya se organizó el año pasado, la Ruta del Vino Somontano organiza una ruta de vinos y tapas por Barbastro, además de diferentes propuestas de menús especiales elaborados por establecimientos de la Ruta del Vino ubicados en Barbastro, Buera y Huerta de Vero. Esta “Semana Santa Gastronómica” se disfrutará del 14 al 21 de abril. 

La propuesta incluye 26 tapas diferentes de 13 establecimientos de Barbastro y 7 menús especiales para degustar la Semana Santa en los restaurantes de la Ruta del Vino Somontano.

Momento de la presentación en la Sala de Catas del Consejo Regulador de la D.O. Somontano

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies