Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

MOZARELLA: UN QUESO DE “ALTURA”… EN CARROZA

11 Ago 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Restaurantes, Viajes

Mozarella «en carroza»

Desde San Sebastián

Por Mikel Corcuera

Premio Nacional de Gastronomía

Se ha afirmado en numerosas ocasiones -con rigurosas estadísticas en la mano- que el queso más imitado -más bien fotocopiado- del mundo es el manchego. Y que por este motivo nos atrevimos en su día a calificarlo sin atisbo alguno de exageración como «El Rolex de los quesos».

Aunque para falsificaciones vergonzantes en este terreno la mozarella suele encabezar el ránking de la desfachatez, dándonos casi siempre gato por liebre. Sobre todo en lugares de medio pelo, de pretendida culinaria italiana, que por cierto, abundan en todo el mundo.

La mozarella es un queso italiano, de Campania en concreto, que se elabora (el genuino) con leche de búfala. En Lazio y Campania se sigue haciendo con leche de búfala, aunque en el resto de Italia se elabora con leche de vaca (del 40 al 45% de materia grasa).

Se supone que es muy antiguo, ya que fueron los longobardos los que introdujeron el búfalo en Italia. De todas formas, la denominación de mozza ya aparece en algunos textos de la Edad Media.

Es de pasta hilada, muy blanco, dulce, tierno, al corte aún rezuma suero y, si no se consume muy fresco, pierde casi todas sus características.

Resulta ideal para ensaladas. Por su suavidad y versatilidad, hacen que case muy bien con cualquier ingrediente, en particular con el tomate crudo y la albahaca. Como la ensalada Caprese. Este tipo de queso es fibroso, por esta razón es muy utilizado en la elaboración de pizzas cuando está casi seco y de ensaladas cuando está fresco. El queso fresco es el más recomendado cuando se va a consumir sin derretir, porque es lechoso y de pasta blanda. Cuando se encuentra bastante seco y maduro es frecuente que su piel se torne de color marrón, siendo entonces llamado “pasita”. La mozarella se conserva en agua salada o en suero, moldeada en bolas o en panes de tamaño variable. La hecha con leche de búfala, de gusto mucho más fino, se come al final de las comidas; la que se elabora con leche de vaca se consume más en la cocina, sobre todo para la pizza, pero también enriquecida con ricotta para preparar un gratinado de lasaña o para rellenar unas singulares croquetas de arroz fritas.

Tabla de quesos del Pirineo francés. Foto: E. C. 

 

Hay un plato denominado Mozzarella in carrozza que es un manjar napolitano muy popular. Se trata de un pequeño sándwich (originariamente, en los hogares lo elaboraban con pan duro, para aprovecharlo) que debe tener bastante altura, de ahí viene lo de la carroza. Relleno de mozzarella, rebozado con huevo batido, frito en aceite y que se debe servir y comer siempre muy caliente.

 

En la inolvidable película Ladrón de bicicletas de 1948 (obra cumbre del neorrealismo italiano) de Vittorio de Sica, hay una escena memorable alusiva a esta receta. Aunque sea de sobra conocido su argumento no está de más recordarlo, en una breve sinopsis. En la desoladora Roma de la posguerra, un obrero en paro consigue un sencillo trabajo pegando carteles a condición de que posea una bicicleta. Para ello decide empeñar todo su ajuar de sábanas para poder rescatar su bicicleta, que estaba también empeñada con anterioridad y que desgraciadamente le roban en su primer día de trabajo. Es así como comienza toda la terrible aventura de Antonio Ricci (interpretado por Lamberto Maggiorani) junto con su hijo Bruno, (Enzo Staiola), de tan solo siete años, por recuperar su bicicleta. En una de las escasas escenas relajantes de esta persecución angustiosa, Antonio rascándose los bolsillos le propone al peque ir a comer una pizza. Entran en un establecimiento ocupado por familias burguesas y solicitan una pizza. Todo indignado, el camarero contesta que aquello no es una pizzería, pidiendo entonces Antonio dos raciones de Mozzarella in carrozza, que el chaval intenta en vano comer muy finamente con tenedor y cuchillo, como un niño pijo de la mesa contigua, pero que finalmente se come a mano, captando la prodigiosa cámara de De Sica la esencia misma de este típico emparedado. Es decir, los largos filamentos que se forman del cremoso queso caliente que Bruno saborea con deleite, como si fuera el mayor manjar que jamás hubiera probado.

Texto: Mikel Corcuera. Fotos: Freepick, E. C. y Eduardo Bueso. Texto y fotos: copyright

Tabla de quesos. Foto: E. C.

RESTAURANTE SAUCCO: UNA BUENA OPCIÓN EN ZARAGOZA

07 Ago 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Restaurantes, Vinos

Una de las zonas del muy agradable comedor del restaurante Saucco. (Foto: E. B.)

Hace cuatro meses abrió sus puertas el restaurante Saucco, situado en la calle Mariano Royo Urieta, 19 de  Zaragoza.

Dos de sus socios –Alejandro García, en la cocina, y el maître Daniel Pérez– se formaron en Martín Berasategui y también trabajaron juntos en el carismático Novodabo. El tercer socio del proyecto es Jorge Lahuerta, responsable de la atención en barra y de la coctelería.

Como Alejandro también ha trabajado en Francia, realiza varias preparaciones con influencia del país vecino, como el magret de pato a la brasa, que se presenta con una salsa de queso Idiazábal ahumado con cherrys confitados en mantequilla y puré de manzana. Esa influencia también resulta evidente en el ´molleoux` de cobertura negra, gel de canela y helado de crema catalana, parecido a un coulán, pero con el corazón de chocolate bastante más líquido. Y, por supuesto, en la tabla de quesos, todos franceses, que van cambiando y se acompañan de diferentes confituras.

Saucco nace con la idea de ser algo más que un restaurante de carta. De hecho, abre a la hora del vermú, dando protagonismo al marisco y al pescado, a raciones y tapas elaboradas al instante. Para este momento hay diferentes alternativas en la propuesta coctelera. También se trabajan combinados digestivos, así que no hay problema para alargar la sobremesa tras la comida.

Otra característica es la parrilla a la vista de los comensales, tras un grueso vidrio. Allí se preparan carnes y pescados, ambos de alto nivel en cuanto a materias primas.

Al medio día resulta muy interesante el menú de 19 Euros (IVA, agua, vino y pan incluidos). En nuestra reciente visita nos decantamos por él.

Para ello compartimos dos primeros, dos segundos y dos postres:

Carpaccio de tomate con burrata de la región de Apulia, pesto inyectado y avellanas picadas 

Puerro confitado en aceite, ralladura de naranja y almendras tostadas, terminado en brasa y acompañado de crema de calabaza y coco 

Merluza con salsa americana de carabineros, acompañado de salteado de gulas con guindilla 

Chuleta de ternera blanca de Ávila a la brasa con salsa de jugo de vaca, miel y mostaza antigua, acompañada de piña y cilantro

Créme Brulée con teja de almendras

Crema de mascarpone y leche de coco con garrapiñado y coulis de frutos rojos 

El vino del menú es el Aldeya

Por cierto: la decoración es un acierto: moderno, luminoso, con un cierto aire neoyorkino. Está realizada por la artista zaragozana IraTorres (Estudio Ira Torres).

Un consejo: siempre reservar. Tel. 976 928 488

Y otro consejo: hay que visitarlo, pero… al regreso de las vacaciones que comienzan mañana día 8 de agosto. Por cierto; van a mejorar el apartado de insonorización, algo que será importante.

Texto y fotos: Eduardo Bueso (ambas copyright)

Parte posterior de la barra del restaurante Saucco. (Foto: E. B.)

RECORD HISTÓRICO DEL XX FESTIVAL VINO SOMONTANO

06 Ago 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Eventos, Gastronomía, Restaurantes, Vinos

El Festival Vino Somontano ha cerrado su vigésima edición consolidado como uno de los principales eventos enoturísticos y batiendo el récord histórico de venta de tickets en la Muestra del Vino: 253.776 se han vendido y se han canjeado por vinos y tapas.

Con esos tickets, miles de personas han disfrutado de una amplia carta de vinos Somontano y de las tapas preparadas por los restaurantes y establecimientos participantes en la Muestra del Vino Somontano.

«CatanDO entre copas»

Mientras tanto, más de mil seiscientas personas han asistido a los cuatro espectáculos de las noches del Festival y ciento treinta personas han participado en los cursos de cata y talleres de vino del programa de las tardes “CatanDO entre copas”.

CONCURSO DE TAPAS FESTIVAL VINO SOMONTANO

Por otra parte, el Concurso de Tapas ha sido, en su sexta edición, otro de los puntos fuertes del Festival reforzando y poniendo en valor los platos que han ofrecido los establecimientos participantes en la Muestra del Vino Somontano.

Premio a la mejor tapa

El premio a la mejor tapa ha sido para el “Sándwich de la cubanita de Barbastro (nuestro ternasco de visita en Miami)” del hostal El Portal, de Alcolea del Cinca. La mención especial a la mejor tapa apta para celíacos para el “Tomate rosa de Barbastro con sandía, secallona, queso y col lombarda” del restaurante Las Torres, de Huesca y el premio a la tapa más popular para el “Roll de solomillo, longaniza y bacon con reducción de vinos D.O. Somontano” del restaurante El Placer, de Barbastro.

Fotos: Borja Mariñosa

COMER (BIEN) EN SAN SEBASTIÁN (2019)

03 Ago 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Vinos

Imagen realizada el pasado sábado, desde el monte Igueldo. (Foto: Eduardo Bueso)

Los lectores ya saben mis gustos: viajes cortos al norte de España y comer lo mejor posible. La pasada semana gozamos de unos días de relax por tierras guipuzcoanas.

Como estamos en plena canícula y posiblemente estéis de vacaciones, me limitaré a señalar los restaurantes y aquel que tenga interés en alguno en particular puede introducirse en su página web.

El primer día nos alojamos en el Hotel Iriarte Jauregia, muy cerca de Tolosa. Se trata de un palacio del Siglo XVIII restaurando justo hace ahora diez años. Un autentico lujo en medio de uno de los paisajes más bellos y majestuosos del ya muy atractivo País Vasco interior.

Paisaje que se divisa desde la habitación 104 del hotel Iriarte Jauregia. (Foto: E. B.)

Para almorzar, nos dirigimos a Albiztur (a 4 kilómetros del hotel), capital mundial de las alubias de Tolosa. Allí hay tres caseríos que compiten entre sí para ser los mejores.

Restaurante Elane de la villa de Albiztur (Guipúzcoa). (Foto: E. B.)

Este año repetimos en Elane. Posee un pequeño y acogedor comedor, donde nos sirvieron lo típico: ensalada (con tomate y lechuga del propio caserío –un gran lujo-) y las alubias con todos sus sacramentos (berza, morcilla, costilla de cerdo, chorizo y guindillas). El servicio por parte de su propietaria Mari Carmen Dorronsoro, no pudo ser más amable y profesional.

Alubias que degustamos en Elane. (Foto: E. C.)

La cena la realizamos en el propio hotel, concretamente en su restaurante de nombre Bailara, cuya cocina, la dirige el chef mexicano Enrique Fleischmann. 

Restaurante Bailara, del hotel Iriarte Jauregia. (Foto: E. B.)

Fachada del hotel Iriarte Jauregia. (Foto: E. B.)

Por la mañana, tras disfrutar del magnífico desayuno del Iriarte Jauregia, partimos hacia San Sebastián (media hora de ruta).

Zona de frutas del bufet del Iriarte Jauregia. (Foto: E. B.) 

“Nuestro” hotel (habitual) es el NH Colección Aranzazu, situado en el barrio de Ondarreta. Posee varias cualidades que me convencen para repetir: Está ubicado a la entrada de la autovía de Pamplona, por lo que no tengo que cruzar la ciudad, se accede directamente al parking, el check-in lo realizan con rapidez y amabilidad extremas, las habitaciones han sido (muy bien) reformadas recientemente, posee un buen restaurante (se llama Kukuarri) y un amplio y bien montado bar, abierto permanentemente (salvo horas nocturnas).

Confortable habitación (Nº 104) del NH Colección Aranzazu. (Foto: E. B.)

Para almorzar: Asador Rekondo, en la subida a Igueldo (a 5 minutos en taxi). El lugar es de los más atractivos y lujosos de Donosti, por detrás de Arzak y Akelarre, pero con una cocina mucho más tradicional.

Uno de los comedores de Rekondo, el pasado viernes. (Foto: E. B.)

La visita a la bodega (según dicen es la tercera de Europa, no solo en número de botellas sino en su originalidad), es casi obligatoria para el deleite de los amantes del vino.

Una de las múltiples estanterías de la magnífica y excepcional bodega del restaurante Rekondo. (Foto: E. B.)

Delicioso txangurro al horno de Rekondo. (Foto: E. B.)

Cenamos en el restaurante Kapela, también cercano al NH Aranzazu (a un minuto a pié). No esperen platos sofisticados, pero comerán (o cenarán) con productos locales de altísimo nivel, amabilidad a raudales por parte de su propietaria y, algo muy importante, una excelente carta de vinos y cavas (no olvidemos que son distribuidores de bebidas y alimentos para otros restaurantes).

Comedor del restaurante Kapela. Como se aprecia en la foto no es lujoso, pero posee una buena cava de vinos… y se come bien. (Foto: E. B.)

El día siguiente amaneció con una intensa lluvia. Tuvimos que cambiar de planes. Anulamos (y dejamos para septiembre) Aldanondo (ya les contaremos) y nos acercamos a tomar un menú sencillo, pero muy agradable (y económico) en el restaurante Gasteiz (casi frente al hotel).

Asador Portuetxe, situado en el barrio de Igara de San Seastián (Foto: E. B.)

Ya por la noche, con un clima más apacible, acudimos a uno de los asadores imprescindibles (para mí): Portuetxe. Hay que ir en taxi (a poco más de 5 minutos). Allí se puede degustar todo lo mejor de los caseríos: pescados y carnes rojas a la parrilla (situada como Dios manda en el exterior, al aire libre). Y muchas más sugerencias, todas de gran calidad.

Parrilla situada a la derecha de la entrada al restaurante Portuetxe. (Foto: E. B.)

En septiembre volveremos a San Sebastián. Seguiremos informando sobre nuevos descubrimientos gastronómicos.

Texto y fotos: Eduardo Bueso (ambos copyright)

El «Peine del Viento» obra de Chillida, el pasado sábado. (Foto: E. B.)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies