Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

VISITA A LA BODEGA LAS MORADAS DE SAN MARTÍN (DOP MADRID)

27 Oct 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Sin categoría, Vinos

Detalle de la bodega «Las Moradas de San Martín». (Foto: Eduardo Bueso)

Recientemente tuvimos el placer de visitar una de las bodegas más distintas de las que a lo largo de mis treinta años de periodismo gastronómico (y enológico) he acudido: “Las Moradas de San Martín” situadas en un idílico paraje cercano a San Martín de Valdeiglesias (próximo a las provincias de Segovia y Ávila).

Botella de «Initio» (garnacha 100 %). Foto de archivo. (E. B.)

La Bodega Las Moradas de San Martín, se acoge a la DO Vinos de Madrid), pertenece al grupo Enate desde hace varios, pero el proyecto, nació a finales del siglo XX. Una de las características de Las Moradas es la garnacha (variedad que no elabora Enate en el Somontano); precisamente fue la “razón de ser” desde el principio de la bodega, ya que se fijó el objetivo de recuperar viñedos centenarios de esta variedad que se cultiva desde hace más de ocho siglos en esos pagos de la Sierra de Gredos, en los que se encuentra.

Isabel Galindo nos muestra un racimo de Albillo Real en los terrenos de «Las Moradas de San Martín». (Foto: E. B.)

Desde los comienzos, dirige este atractivo proyecto la enóloga Isabel Galindo, enamorada de su trabajo, de las garnachas y de los parajes de estas montañas de San Martín de Valdeiglesias. Esa ilusión con la que vive el día a día de su labor, la trasmite desde el primer instante y durante todo el tiempo que duró nuestra visita, en la que contamos con la presencia de Javier Sancerni, director general de la bodega y de Ana Gallego, directora de comunicación, marketing y enoturismo de Enate.

De izquierda a derecha: Javier Sancerni, Ana Gallego, Isabel Galindo y el periodista José Luis Solanilla. (Foto: E. B.)

Lo primero que nos sorprende es la ubicación de las viñas, situadas en pleno bosque, junto a pinos (con algunas diferencias, nos recordó el Pirineo), enhebros y carrascales.

Vides de «Las Moradas de San Martín». (Foto: E. B.)

Otra característica es que dada la altura a la que están situados los campos, nada más comenzar a pasear por sus caminos nos llegan aromas de hierbas mediterráneas, como pueden ser el tomillo, el romero… sobresaliendo la cantueso (de la familia de las lavándulas), planta sumamente balsámica (con cierta similitud a la lavanda), que embarga el ambiente y que dada su abundancia y potencia aromática se convirtió desde los inicios en el logo de la bodega.

Detalle otoñal en «Las Moradas de San Martín». (Foto: E. B.)

Los tintos (todos ellos de la variedad garnacha) poseen una mineralidad, profundidad y perfil de fresca acidez que los suelos de composición arenosa granítica otorgan a las uvas. Todo ello junto al silencio y las condiciones de clima y altitud en que llevan a cabo su crianza en la recogida sala de barricas de la bodega, marca la diferencia con otros vinos. La elaboración se realiza de forma netamente artesanal, de acuerdo a criterios de agricultura ecológica.

Garnacha. (Foto: E. B.)

Junto a estas parcelas, entremezclándose entre sí, nos encontramos con unas viñas (también) muy singulares y poco conocidas en otras regiones. Nos referimos a la albillo real, uva autóctona de la zona, que ofrece unos vinos, lógicamente, singulares, originales y de gran expresividad. Isabel Galindo pone todo su empeño (que es mucho) en recuperar la elaboración de un monovarietal muy delicado en cuanto a sus parámetros gustativos. Se trata del único vino blanco que se elabora en dicha bodega.

Botellas de «Albillo Real». (Foto: E. B.)

Tuvimos el honor de catar el primero de los mostos de la añada 2019, en pleno comienzo del proceso de crianza en barricas. He calificado de honor, pero debería de haber añadido de placer, y de sorpresa, ya que esas podrían ser las palabras apropiadas dada la calidad, intensidad y categoría de lo allí probado, que nos da una idea de lo que será una vez embotellado.

Zona de crianza. (Foto: E. B.)

Allí permanecerá hasta primeros de 2020, para que clarifique sin ningún tipo de proceso que no sea el natural. 

Las Moradas de San Martín. (Foto: E. B.)

Otra singularidad que nos proporciona esta bodega del grupo Enate es su vinculación con el arte. En este caso, el ‘maridaje’ es con la literatura, que se plasma en la inclusión de fragmentos de relatos que destacados escritores crean exclusivamente para los vinos de Las Moradas. Lorenzo Silva, Marta Rivera de la Cruz, Ramón Acín, Óscar Sipán, Ángeles Caso, Luis Zueco o Luz Gabás son algunos de los artistas de la palabra que han llenado de cultura las etiquetas de los vinos de Las Moradas.

Fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Isabel Galindo junto a una de las rocas que caracterizan al paraje donde está ubicada la bodega «Las Moradas de San Martín». (Foto: E. B.)

75 VENDIMIAS DE BODEGAS SAN VALERO

24 Oct 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Sin categoría

José Antonio Ruiz, presidente de San Valero; Ignacio Pastor, director general, y Javier Domeque, director Marketing (Foto: Eduardo Bueso)

La Cooperativa Vinícola San Valero (hasta ahora Grupo BSV), una de las mayores bodegas de la D.O.P. Cariñena y de todo Aragón, cumple este otoño 75 Vendimias, nombre con el que quiere celebrar el aniversario. Setenta y cinco años de una exitosa trayectoria profesional, con presencia en los principales mercados internacionales. San Valero ha diseñado un ambicioso plan de futuro que incluye la renovación de la estructura empresarial y de la imagen del grupo y una nueva gama de productos. Un evento con la presencia del ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, servirá para lanzar esta nueva etapa, con acciones como la salida al mercado de una nueva marca de vinos ecológicos.

Todas estas novedades han sido presentadas ayer en rueda de prensa por Ignacio Pastor, director general de la Cooperativa, y Javier Domeque, director de Marketing.

Los responsables de San Valero señalan que la efeméride tendrá una doble perspectiva: reivindicar la historia de la cooperativa y el papel de sus socios y preparar el futuro para seguir mejorando y creando vinos y cavas con identidad propia, distinción y versatilidad. Dos miradas que confluyen en dos grandes actos que se celebrarán en una de las últimas adquisiciones del grupo, la bodega Tierra de Cubas, en Cariñena, un cuidado espacio rodeado de viñedos dedicado a la elaboración de vinos de autor y el ecoturismo, como hotel de cuatro estrellas.

Ignacio Pastor, director general de la Cooperativa Vinícola San Valero (Foto: E. B.)

Este espíritu ha llevado a celebrar las 75 Vendimias con una reestructuración del Grupo, que se presentará al público el lunes 28 de octubre en una recepción con la presencia del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España, Luis Planas, y del presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, junto a las principales autoridades de Aragón y los nombres más destacados en la Comunidad de los sectores agrícola, empresarial y vitivinícola.

Volviendo a sus orígenes, se sustituye el actual nombre de Grupo BSV (Bodegas San Valero) por el de Cooperativa Vinícola San Valero, recuperando un concepto que destaca la vinculación al territorio y la unión como signos de identidad.

La principal novedad es la apertura de la nueva Bodegaverde de San Valero, que la próxima primavera comenzará a comercializar con este mismo nombre la línea de vinos ecológicos de San Valero, ahondando en el respeto al medioambiente como una de las líneas de futuro. Con una producción de 1,5 millones de kilos de uva, Bodegaverde es el mayor viñedo ecológico de Aragón.

La Bodega Gran Ducay, inscrita en la D.O.P. Cava, acoge este característico producto de San Valero. Nacida en 1984, se ha afianzado en una de las referencias del cava aragonés y nacional, con sus uvas cultivadas en el paraje de Monte Ducay, muy valorado por la calidad de sus suelos. Para reforzar su posición, se ha preparado una imagen completamente renovada de la marca, basada en el concepto de embotellar el sol de Cariñena.

Imagen de archivo de Montal (Foto: E. B.)

Por su parte, Bodega Particular, fundada en 2014, reúne la gama de vinos de producción limitada que se etiquetan con este nombre en homenaje a las maneras antiguas y los antiguos viticultores, cuando elaboraban y separaban vino para su consumo particular.

Finalmente, Bodega San Valero (BSV) mantiene el espíritu de la fundada en 1944 y agrupa a la mayoría de referencias. Reúne las marcas más conocidas de San Valero, como Monte Ducay o Marqués de Tosos y premiados vinos de autor y edición limitada como Gala Placidia u 8.0.1. Todos ellos lucirán progresivamente en sus etiquetas nuevos diseños, empezando por este último.

Además, San Valero lanzará en próximas fechas la nueva colección de monovarietales “Celebrities”, dedicada a las variedades internacionales de uva más representativas de la D.O.P. Cariñena: cabernet-sauvignon, merlot y syrah.

Botella de la elaboración especial «500 Manos». (Foto: Eduardo Bueso)

Las novedades en los vinos incluyen también la elaboración especial de “500 Manos”, un vino lanzado exclusivamente este año para honrar a los socios de la cooperativa con una etiqueta desplegable con los nombres de todos ellos. Se trata de un coupage de cabernet, syrah y merlot, presentado como producto directamente de Cooperativa Vinícola San Valero, no de una de sus bodegas.

Fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Momento de la rueda de prensa celebrada ayer en Montal (Foto: Eduardo Bueso)

XXVII FERIA DE OTOÑO DE BIESCAS

15 Oct 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Eventos, Gastronomía, Restaurantes, Sin categoría, Viajes, Vinos

Momento de la presentación de esta mañana en la sede de la Diputación Provincial de Huesca

Con el cambio de estación, llega también la Feria de Biescas como uno de los escaparates más consolidados del sector ganadero y de la agroalimentación. La ganadería extensiva y las razas autóctonas seguirán siendo el eje del certamen donde también se reunirá a 108 expositores, los principales productores locales, así como del resto de la Comunidad, sur de Francia y de otros puntos de la geografía española.

Feria de Biescas en la edición de 2017 (Foto: Eduardo Bueso)

Así lo han dado a conocer hoy los principales responsables de las entidades que están detrás de la feria, con Roque Vicente, como responsable de Desarrollo y Sostenibilidad de la Diputación Provincial de Biescas, Nuria Pargada alcaldesa de Biescas y presidente del comité ferial, junto a José Manuel Macarulla, en representación de Araparda (Asociación de criadores de raza bovina parda de montaña)La 27 edición tendrá lugar este fin de semana y un singular revoloteo de las banderas de Sobrepuerto, Gavín, Yebra de Basa y Biescas marcará el inicio de una feria en la que la actividad comercial se sitúa en el recinto polideportivo y sus inmediaciones con las carpas de quesos, patés, bodegas y cervezas artesanas como uno de los grandes atractivos para el público en general. Todo ello como parte de una amplia programación en la que este año destaca el homenaje al oficio de los telares y a la figura de Máximo Palacios, vecino recientemente fallecido y dedicado toda su vida a esta labor artesanal que se podrá ver en el museo de La Torraza.

Degustación de quesos (Foto: E. C.)

Esta iniciativa arraigada al territorio y a su forma de vida recupera los intercambios comerciales y de venta de animales característicos en el valle de Tena hace más de un siglo. En esta parcela ganadera, el número de cabezas rondará el centenar tanto de ovino, caprino y equino y estarán representadas la Parda de Montaña, Pirenaica, Fleckvieh y Limousin, del propio valle; la Rasa Aragonesa y Churra Tensina; la Raza Pirenaica en caprino, la caballar Hispano-Bretón y el mastín del Pirineo.

Feria de Biescas (Edición 2016) (Foto: Eduardo Bueso)

El concurso de quesos, a día de hoy el más importante de Aragón y donde compiten más de veinte quesos diferentes, es uno de los platos fuertes del certamen que dará a conocer a su ganador en la jornada del domingo mediante votación del público entre los finalistas. A esto hay que sumar artesanos del sector textil, cerámica, piedra, cestería, instrumentos a base de madera, además del variado abanico de puestos agroalimentarios donde se darán a conocer los productos de cinco viveros locales. 

Detalle otoñal en Biescas. (Foto: Eduardo Bueso)

A través de esta Feria se da la bienvenida al otoño con un fin de semana marcado por la tradición y los alimentos de calidad.

Como ya lo llevamos realizando desde los inicios de esta revista digital, Lugares con Estrella estará presente en la XXVII Feria de Otoño de Biescas.

Fotos: DPH, E.C. y Eduardo Bueso (copyright)

Degustación de quesos (Foto: E. C.)

DESCUBRE “LA MIRANDA DE SECASTILLA”

07 Oct 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Sin categoría, Vinos

Ladera del valle de Sacastilla al atardecer

El  valle de Secastilla está situado en el extremo noreste del Somontano (Huesca). Tiene un especial microclima mediterráneo bien diferenciado para el cultivo de la vid, olivos y almendros. En un entorno especial que aúna historia y tradición, con una naturaleza en todo su esplendor que deja al visitante gratamente sorprendido, y donde caminando entre quejigos, pinos, enebros y encinas por pequeñas laderas y zonas aterrazadas, es fácil ver buitres, milanos, búhos e incluso tejones, corzos, zorros y jabalíes.

En ese valle se dan unas condiciones agroclimáticas para el cultivo de la vid, con laderas pedregosas situadas por encima de los 700 metros sobre el nivel del mar. Viñas del Vero ha recuperado viñedos muy antiguos de garnacha, la variedad tradicional de Secastilla con la filosofía de poner en valor y reconocer la ancestral tradición de elaborar vino de calidad en este ancestral valle pirenaico.

En Viñas del Vero llevan varios años trabajando en esta zona. Desde su descubrimiento, han recuperado las viñas viejas de garnacha y plantando otras nuevas que se adaptan muy bien a esta peculiar zona.

Entre viñas del valle de Secastilla

Es curioso el hecho de que pese a que este paraje era la zona tradicional de cultivo del viñedo del Somontano en la antigüedad, ha permanecido en letargo durante el periodo de lanzamiento de esta denominación de origen. Sin embargo, Viñas del Vero ha creído firmemente en el potencial de esta zona, siendo en estos momentos, la primera bodega del Somontano que elabora vino a partir de viñedos del valle de Secastilla.

Desde el principio, para mantener el alto nivel cualitativo, se apostó por un cultivo de viticultura tradicional y ecológica, sin la incorporación de elementos químicos como fertilizantes, herbicidas o insecticidas. Como fruto de aquellos primeros esfuerzos, en mayo de 2003 salía al mercado un vino con la misma personalidad y el mismo nombre que el valle: Secastilla.

Curiosa imagen realizada durante la presentación del primer Secastilla, el 14 de mayo de 2003, en el restaurante Aragonia Palafox de Zaragoza. (Foto: Eduardo Bueso)

Seis años después, en 2009, otro vino con una identificación aún más detallada, La Miranda de Secastilla.

 

Imagen de una botella de La Miranda de Secastilla 2006, presentada a la prensa el 11 de mayo de 2009, en el Naútico de Zaragoza (Foto: Eduardo Bueso)

Si bien hoy en día Secastilla es conocido por todos los amantes del vino, en especial tras la consecución en 2017 del premio al “Mejor Vino Tinto de España” en International Wine Challenge para Secastilla 2012, ahora Viñas del Vero quiere acercar La Miranda de Secastilla a todos los amantes del vino, ya que consideran que es un vino con gran potencial, ideal para una cena, almuerzo, pero también para disfrutarlo solo o con un buen tapeo. Para ello, durante el mes de octubre, los amantes de este gran vino, van a  poder disfrutarlo en varios establecimientos de Zaragoza, que son los siguientes:

Almau, La Matilda, Windsor, El Viejo Negroni, El 16, Dirham, El auténtico Bandido, Beerland, La Tasca de Pablo, La Ontina, San Siro, Ric 27, Casa Unai, La taberna de Manu, El Cerdo, Vittoria, Casa Lac, Risko Mar, El Descorche, El Sardi, Gran Hotel, Cafetería Urola, Saucco restaurante, Nola Gras, Casa Pedro, Bar l´Albada, Los Sarmientos, Cantina Borago, Hotel Alfonso, Hotel Reina Petronila, Hotel Palafox, Hotel Hiberus y Montal alimentación. 

Imagen de un corcho de Secastilla realizada el 8 de febrero de 2011, durante una cata informal realizada al aire libre en el mismo valle. (Foto: Eduardo Bueso)

Fotos: Viñas del Vero y Eduardo Bueso (copyright)

Valle de Secastilla

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies