Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

Publicaciones etiquetadas ‘academia aragonesa de gastronomía’

UN CUPÓN DE LA ONCE DEDICADO AL 25 ANIVERSARIO DE LA ACADEMIA ARAGONESA DE GASTRONOMÍA

18 Jun 2020 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Eventos, Gastronomía

El próximo lunes 22 de junio, el cupón diario de la ONCE estará dedicado al 25 aniversario de la Academia Aragonesa de Gastronomía que está celebrando este año  con las limitaciones provocadas  por la actual situación.

La comisión organizadora de los actos del aniversario, en conversación con la Dirección General de la ONCE y de Comunicación e Imagen, determinaron que el producto baluarte de la gastronomía aragonesa que figurará en el cupón, fuese el Jamón de Teruel con DOP, como efectivamente lo será. Esta acción cuenta con el apoyo del Gobierno de Aragón a través de la Directora General de Turismo, Elena Allué.

La Academia continúa así su línea de colaboración con otras instituciones y empresas. Se mantienen las charlas en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés cuando sea posible su reanudación.

Ya está en imprenta el discurso de ingreso de la académica Cristina Mallor con su trabajo La borraja (Borago officinalis L.) Una planta emblemática de Aragón, del que se hará su lectura cuando la actual situación lo permita.

Momento de la presentación, esta mañana, en la sede de la ONCE en Zaragoza. De izquierda a derecha: Ángel Luis González Vera, Presidente de la Academia Aragonesa de Gastronomía, Raquel Pérez Valcárcel, Delegada Territorial de la ONCE, Miguel Caballú, Vicepresidente de la Academia y José Luis Catalán, Presidente del Consejo Territorial de la ONCE.

ACADEMIA ARAGONESA DE GASTRONOMÍA: CON NUESTRA GASTRONOMÍA, CON NUESTRA CULTURA

15 May 2020 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Gastronomía

Algunos de los miembros de la Academia Aragonesa de Gastronomía en una reciente reunión en la Diputación Provincial de Zaragoza

Aragón  tiene un carácter recio, fuerte y noble. Una personalidad que se refleja en sus pucheros, en las exigencias de los tiempos de dificultad y en la sutil exuberancia que su naturaleza aplica cuando las circunstancias vienen acompañadas de prolijos recursos. Somos una tierra acostumbrada a sobreponerse a la crudeza de su climatología, a los vientos, a las nieves, a las lluvias y al tórrido calor.

Si las sucesivas generaciones supieron escribir y guisar un recetario rico en ingenio para obrar el milagro de la manutención y el equilibrio nutricio, a las actuales que confluyen en este planeta que predica tanto la sostenibilidad como la dificulta nos compete la responsabilidad de enfrentarnos a un destructivo virus que amenaza no sólo con arrastrar vidas humanas por miles, sino además con arrebatarnos algunas de las señas de nuestra cultura. Símbolos y fortalezas  reconocidos en todo el mundo porque nos otorgan nuestros rasgos de identidad hábilmente cincelados en el rico patrimonio de la historia y en la evolución que ha rebozado de placer nuestras experiencias gastronómicas.

Cada manifestación culinaria es un tributo obligado a los productores que, a su vez, han heredado la sabiduría de los hortelanos que derramaron sudor y lágrimas para regar los mejores cultivos, de los ganaderos que acariciaron las reses para impregnarlas de los mejores sabores y de las cualidades más salutíferas. Representa, además, una demostración de la curiosidad que deriva en observación de las tendencias y de los entornos, para edificar una cocina orgullosa de lo propio y sin renuncias a las virtuosas influencias del exterior, separado el grano de la paja, para nuestro bienestar y para nuestro placer.

Ese es el escenario del que podemos vanagloriarnos y que, hoy amenazado, apreciamos en tal dimensión que nuestro anhelo es recobrarlo, siempre bajo las prescripciones del bien supremo de la sanidad, para ganar terreno hacia el bienestar que nunca debimos perder. Es la mesa de encuentro que quiere contribuir a reconstruir con este mensaje la Academia Aragonesa de Gastronomía, elevada desde sus orígenes como garante de la autenticidad y motor del avance en la recuperación de las raíces, en la potenciación de lo autóctono y en la promoción de los profesiones que, todos juntos, han dibujado con su aprendizaje y desarrollo el más alto grado de progreso del sector de la hostelería y la restauración que jamás hayamos gozado. Historia, arte, ciencia, cultura.

LA MESA DE LAS CUATRO PATAS

En ese tablero del refectorio virtual al que invitamos a todos los aragoneses, nos dirigimos en primer término a la propia sociedad. En nuestras manos está preservar esa maravillosa atmósfera jovial de convivencia, en la que manifestamos lo mejor de cada uno, extraemos los sabrosos frutos de la conversación y del acuerdo, y damos forma a una singular e inalienable socialización frente a las querencias individualizadoras que asoman en la paradoja de la comunidad global ultratecnológica, con mayor alcance pero menor comunicación. Apoyar a los empresarios y profesionales nos reportará los más idóneos rendimientos para nuestra vida.

En la otra pata de la mesa, queremos situar a las administraciones. Apoyar a la gastronomía, dentro de todo el ámbito del turismo, la hostelería y la restauración, supone una inversión en la que la cicatería arrancará jirones de nuestra diferenciación y, por el contrario, la prodigalidad nos ayudará a reencontrarnos con lo mejor de nosotros.

En una tercera, deseamos invitar a toda la cadena de valor en torno a la gastronomía. A los productores sea cual sea su especialidad, a los distribuidores, a los comerciantes, a los proveedores de servicios turísticos, a los artesanos, a los transformadores, a los comunicadores, a los expertos en marcas… Es la hora de la cooperación y de la empatía, de entender las dificultades, de arrimar el hombro, de ser generosos sin necesidad de abandonar la exigencia, de pensar en nuestros intereses asociados a los de los demás, de compartir los sueños y, como esgrime la campaña institucional, dejar para otros tiempos los secretos.

En el cuarto soporte, los profesionales de la gastronomía. Los cocineros, el servicio de sala, el de limpieza, los auxiliares y los externalizados. Os enfrentáis a un panorama que quizás, por exigente y hasta ingrato, os parezca hostil. Nada de eso. Sonreíd a la adversidad, porque la firmeza de las convicciones derriba todas las barreras. Entregad, como sabéis, discreta y sabiamente los resultados de los arcanos intangibles de vuestra excelencia en el oficio. Y sed conscientes de que, en vuestras manos, está el destino de un rasgo sustantivo de nuestro ser, de nuestra realidad como pueblo, de nuestra cultura, de nuestra obligación de preservar la integridad de nuestra historia, de nuestros afanes de crecer con una gastronomía social, saludable y sostenible.

En medio de la mesa sustentada en estos pilares, está llamado a ser servido el plato de la felicidad y del futuro, de nuestro estilo de vida irrenunciable. La Academia Aragonesa de Gastronomía se compromete a servirlo con la responsabilidad que asumió hace más de un cuarto de siglo en una coyuntura que demanda la manifestación del carácter valeroso, sabio y bondadoso que acompaña a lo largo de los siglos la ejecutoria de una unidad de destino: Aragón.

«Foto de familia» de los algunos de los miembros de la Academia Aragonesa de Gastronomía, realizada el pasado año. (Foto: Almozara)

AGENDA GASTRONÓMICA DE ARAGÓN “2020”

22 Dic 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Eventos, Gastronomía, Restaurantes, Viajes, Vinos

Portada de la “Agenda Gastronómica de Aragón” 2020

Esta semana se ha presentado la “Agenda Gastronómica de Aragón” 2020. El acto tuvo lugar en los salones del Hotel Palafox de Zaragoza, con la presencia entre otras autoridades del vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga.

Es la décima edición de esta publicación en la que se narran las actividades gastronómicas del próximo año, así como las peculiaridades de los productos aragoneses.

Durante el acto de presentación, el vicepresidente resalto la singularidad de los productos de excepción que nacen en Aragón, las diferentes formas de cocinarlos, y el altísimo nivel de hostelería de esta comunidad.

Ángel González, Presidente de la Academia Aragonesa de Gastronomía, también dirigió unas palabras de presentación de dicha Agenda.

www.gastronomia-aragonesa.com

Fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Ángel González, Presidente de la Academia Aragonesa de Gastronomía de Aragón, durante su intervención de esta semana en el Hotel Palafox de Zaragoza (Foto: Eduardo Bueso)

PREMIO AL RESTAURANTE CASBAS DE SENEGÜÉ (HUESCA)

05 Oct 2019 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Gastronomía, Hoteles, Restaurantes, Viajes, Vinos

Momento de la entrega del Premio al restaurante Casbas. En la imagen, de izquierda a derecha: Miguel Caballú, vicepresidente da la Academia Aragonesa de Gastronomía, Ángel González, presidente, Maria Carmen Casbas, Enrique Marcuello (tercera generación del restaurante) y Domingo Buesa, presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza

La Academia Aragonesa de Gastronomía ha otorgado al restaurante Casbas, ubicado en la localidad serrablesa de Senegüé (Huesca), el premio al Mejor establecimiento de comida familiar de Aragón de este año 2019.

«Foto de familia» en la entrada de la iglesia de San Pedro de Lárrede. (Imagen: Alex Dembovich)

Con este premio, «la Academia distingue cada año al negocio de restauración que atesore una dilatada trayectoria de buen hacer y que en sus cartas recoja los productos distintivos y las formas tradicionales de cocinar de la zona en la que se ubican».

Detalle de uno de los laterales de Casa Casbas. (Foto: E. B.)

El restaurante Casbas (antes Casa Casbas), lleva desde 1956, «siendo un referente gastronómico en el Valle de Tena. Mantiene el espíritu de la cocina de hoy y de siempre. Situado a pie de carretera con un amplio parking privado. Sus grandes ventanales de piedra y la conjugación de elementos como el ladrillo, pizarra y madera le confieren un ambiente muy agradable y acogedor».

Entre sus especialidades están algunos platos de la cocina tradicional, como el ‘Ajoarriero de bacalao según receta de nuestra abuela Nati’, que lleva en la carta más de 30 años y que han degustado muchos personajes ilustres que se han sentado a sus mesas, como políticos, deportistas o gentes del espectáculo.

Comedor del restaurante Casbas. (Foto: E. B.)

Hasta el Rey emérito, Juan Carlos I, comió allí varias veces cuando subía a esquiar a Candanchú, según informó ayer el gerente del establecimiento, Enrique Marcuello, miembro de la tercera generación de la familia que ha gestionado el establecimiento.

Mari Carmen Casbas (Foto: Eduardo Bueso)

Fundado por Francisco Casbas, primero fue un estanco – bar, para más tarde reconvertirse en restaurante, cuyos fogones fueron liderados durante mucho tiempo por Mari Carmen Casbas, actualmente ya jubilada, aunque ayer fue la que recibió el diploma y agradeció a la Academia dicho premio. En el año 2000, se convirtió también en hotel, con 15 habitaciones. 

San Pedro de Lárrede (Foto: E. B.)

El evento comenzó visitando los miembros de la Academia Aragonesa de Gastronomía la iglesia de San Pedro de Lárrede.

Momento de la visita a la iglesia de San Pedro de Lárrede. (Foto: E. B.)

Posteriormente, la Casa Isábal (López Isabal), construida en el Siglo XVII; del interior de este magnífico edificio aragonés, no podemos mostrarles fotos, ya que se nos prohibió tomar ninguna imagen, algo que sentimos por nuestros lectores, ya que posee una extraordinaria belleza.

Manuel García Guatas, académico y catedrático emérito de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, se dirige a los académicos en la entrada de la iglesia de San Pedro de Lárrede. (Foto: E. B.)

Más tarde se visitó otra joya del románico: San Juan de Busa, construida en el año 1060.

San Juan de Busa (Foto: E. B.)

El académico Manuel García Guatas, catedrático emérito de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, y Domingo Buesa, presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza oficiaron de cicerones en ambos templos.

Domingo Buesa, presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza, en el momento de entrega del diploma en el restaurante Casbas (Foto: E. B.)

San Juan de Busa (Foto: E. B.)

A continuación se realizó la ceremonia de entrega del premio en las instalaciones del restaurante Casbas, seguida de un almuerzo que consistió en:

Crêpe vegetal con mermelada de tomate y sal «Maldon». Con bombón de foie cubierto de almendras y manzana caramelizada 

Langostinos en tempura con suave salsa de azafrán y arroz meloso del Somontano con verduritas naturales 

Ajoarriero “Casbás” 

Ternera del Pirineo

Por supuesto, no faltó el pan típico de la panadería Javierrelatre de la cercana población de Sabiñánigo. (Foto: E. B.)

De postre se degustaron una torrijas con canela y crema de vainilla

Los vinos que se sirvieron fueron. Viñas del Vero Gewürztraminer 2018 y  Mipanas 2017 (cabernet-sauvignon, merlot y syrah), ambos de la DO Somontano. 

Viñas del Vero Gewürztraminer

Como señaló Marcuello, en Carbas realizan platos con un buen producto, de cercanía y de temporada, con la justa elaboración para dar un servicio rápido y amable, ya que casi todos sus clientes “suben o bajan de la montaña -a esquiar, a coger setas o simplemente a pasar unas horas de asueto- y suelen tener prisa”.

Discurso por parte del presidente, Ángel González. A la izquierda el vicepresidente, Miguel Caballú y a la derecha, Maria Carmen Casbas. (Foto: E. B.)

Por la tarde la comitiva realizó una interesante visita al Museo de dibujo de Larrés.

Fotos: Eduardo Bueso (copyright)

Otra imagen de los miembros de la Academia Aragonesa de Gastronomía. (Foto: E. B.)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies