Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso Lugares con estrella · Por Eduardo Bueso

EL “LIBRO DE ORO DE LA COCINA ARAGONESA” SE PRESENTA EN URUGUAY

04 Ene 2017 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Gastronomía, Libros

El Centro Cultural de España en Montevideo recibió un ejemplar del libro para su biblioteca Editorial Almozara presentó el viernes 30 de diciembre su último trabajo editorial, el Libro de Oro de la Cocina Aragonesa, en Uruguay.

El editor Miguel Ángel Vicente, nacido en Montevideo, en una reciente visita al país, ha presentado el libro en el Centro Cultural de España en Montevideo y de la mano de su director Ricardo Ramón Jarne. Además de ser el presidente del CCE, también es diplomático agregado a la embajada de España en calidad de director cultural de España en Montevideo. Su labor es promover la cultura española y apoyar iniciativas culturales locales, así como proponer intercambios con otros países.

Ricardo Ramón Jarne, nacido en Huesca, elogió el concepto del libro como nueva codificación culinaria aragonesa y que ya forma parte de la amplia biblioteca del Centro Cultural de España. Para más información: editorial@almozara.com

Fotos: Editorial Almozara y Eduardo Bueso

DUCASSE: EL GRAN LIBRO DE COCINA. LA VUELTA AL MUNDO

04 Jul 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Gastronomía, Libros

La galería acristalada del Museo Pablo Serrano-Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos acogió recientemente en Zaragoza la presentación en España de la edición española del libro del chef francés Alain Ducasse “El gran libro de cocina. La vuelta al mundo”. Este volumen, de 1.136 páginas, recoge 500 recetas de más de 40 cocineros y supone un viaje sensorial por las cocinas de todo el planeta. Las fotografías son de Thomas Duval. Al acto asistieron el cocinero francés y colaborador de Ducasse, Philippe Lafargue, del restaurante Philippe, de Biarritz, y Carmelo Bosque, chef del restaurante oscense Lillas Pastia y de los zaragozanos La Granada y Quema.

Bajo el auspicio de la Fundación Arte y Gastronomía, cuya presidenta, María Luisa Safont, presentó la convocatoria, Lafargue y Bosque pusieron de manifiesto el cariño y la sintonía que la cocina propicia entre las personas, incluso traspasando fronteras. El chef oscense recalcó que tan importante como los platos o el espacio en el que se desarrolla un almuerzo o una cena son las personas con las que se comparte esa comida.

Lafargue, en un perfecto castellano nos habló de cocciones lentas, tratamientos al vacío, respeto por el mercado y organización hostelera. Por supuesto, se declaró discípulo de Ducasse, con quien trabajó durante 12 años, catalogó a su mentor como un profesional “auténtico, que valora sobre todo la calidad del producto y su naturalidad”. Aseguró que los tres pilares de la gastronomía para Ducasse son el producto, el condimento y la cocción, y alabó la trayectoria del chef, que ha acumulado varias estrellas Michelin, que cuenta con 1.400 empleados y es dueño de una cadena hotelera y fundador de una escuela de cocina. Ducasse tiene un auténtico imperio con más de 1.400 empleados.

En cuanto al libro es voluminoso (en cuanto a tamaño) y de un detalle como poquísimas veces puede verse. Se podría decir que es un libro para fetichistas de la cocina de occidente.

Para finalizar el acto, en el la terraza del Espacio Quema se ofreció a los asistentes una muestra del buen hacer de los dos cocineros (Carmelo Bosque y Philippe Lafargue) con productos de la tierra, consistente en tapas de quinoa y bacalao en salsa vegetal.

El acto iba a contar con la presencia de Rafael Ansón, presidente de la Academia española de Gastronomía pero problemas de salud se lo impidieron.

Fotos: Eduardo Bueso

LAS FALLAS (ANTORCHAS) DEL PIRINEO

22 Jun 2016 · Escrito por Eduardo Bueso. Posteado en Blog, Cultura, Eventos, Fotos, Gastronomía

Esta vez vamos a viajar al corazón del Pirineo, concretamente a la Ribagorza, para descubrir una tradición que recientemente se ha convertido en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad “Las fallas del Pirineo”. La palabra falla proviene del latín facula y significa “antorcha”. Si hablamos de fallas, seguramente lo primero que nos viene a la mente es Valencia, pero no, en el Pirineo tenemos otro ritual que si no conocéis… estáis a punto de descubrir. ¿En qué consiste? Se trata de una celebración que tiene lugar durante la noche del solsticio de verano, la noche más corta del año, o en fechas próximas a San Juan.

Cada fin de semana se realizan en una localidad para que no coincidan y todos los habitantes de la zona puedan participar. Los días anteriores a la celebración, los vecinos elaboran las fallas (antorchas) con palos (tochos), madera o leña y alambres, dando un toque diferencial a cada localidad según su forma característica. El día de la celebración se sube a un cerro situado encima del pueblo. Este lugar se llama “faro” lugar donde se cena y enciende la hoguera que después prenderá las fallas.

Los fallaires o portadores de las fallas bajan con ellas encendidas hasta el pueblo y lo ideal es que éstas aguanten encendidas todo el camino. Se suele dar la vuelta al pueblo y en los tramos finales algunos de los participantes “corren las fallas”, es decir, realizan el recorrido corriendo. Cuando se llega a la parte baja de la población se hace un círculo y las fallas se lanzan al centro, todos a una o conforme se llega, depende de la costumbre de cada población. El fuego es un elemento que simboliza la renovación o regeneración de la vida. La celebración se completa con el reparto de vino y coca de San Juan y música.

Como curiosidad, las primeras alusiones de la celebración de este ritual se remontan al siglo XI y la referencia documentada más antigua es de 1759 en Vilaller.

¿Dónde se celebran? en 63 localidades de todo el Pirineo: 34 en Francia, 3 en Andorra y 26 en España, de las que nueve son aragonesas: Aneto, Bonansa, Castanesa, Laspaúles, Montanúy, Sahún, Suils y Villarrué, y San Juan de Plan en Sobrarbe, y el resto catalanas: Barruera, Boí, Erill la Vall, Pont de Suert, Senet, Taüll, Vilaller, etc. Si os animáis también podréis disfrutar del encanto de las casas rurales y alojamientos de la zona, así como de la naturaleza y deportes de aventura que estas pequeñas localidades ofrecen, o participar en el concurso de fotografía “Memorial Navidad Cereza”.

¿Y qué hay de la gastronomía? Además de productos típicos de la zona, embutidos, quesos, mermeladas, rosquillas, miel, etc. Hay un producto llamado “chireta” o “girella” que merece una mención especial por su singularidad y elaboración. Si os comento su preparación igual sois reticentes a degustarla pero sin duda su sabor es exquisito. Sólo diré que está rellena de arroz condimentado y carne de cordero… y que las de mi abuela Paquita están riquísimas.

Texto y fotos: Ana Coscujuela Vigo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies